Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 07:35

Italiano que “volvió a nacer” quiere batir récord en Uyuni

El motociclista romano Max Biaggi, de 47 años, planea lograr la mayor velocidad con una máquina eléctrica en el Salar. Se accidentó hace unos años, pero ello no lo frena.
Italiano que “volvió a nacer” quiere batir récord en Uyuni


Nada parece generarle miedo extremo al motociclista italiano Max Biaggi, quien tiene todo resuelto para lograr la hazaña, nada más ni nada menos que en territorio boliviano: quiere registrar el récord de velocidad con una moto eléctrica de 200 CV y 200 Nm en el imponente Salar de Uyuni.

El piloto, de 47 años, protagonizó, hace unos años, un accidente considerable que puso su vida en peligro y lo obligó a apartarse de las carreras. Regresó con ánimo de más victorias el romano, que se desempeña como mánager del equipo Max Biaggi Team de Moto3.

El italiano, cuatro veces campeón del mundo, está convencido de conseguir la proeza en una máquina. Planea ir a más de 327.6 kilómetros por hora, tiempo que marcó Jim Hoogerhy, en 2013, a bordo de una Lightning SB220.

“Cuando mi amigo Gildo Pastor vino a verme con su plan para batir el récord mundial de velocidad, con el equipo Voxan Wattman, dije que sí”.

“Estoy orgulloso de dar este nuevo paso en mi carrera, con los colores de Voxan y Venturi, con quienes ya comencé a trabajar”, agregó el osado piloto.

Junto a su equipo, el objetivo que se ha puesto el romano es superar los 330 kilómetros por hora.

Desde que Hoogerhy se convirtió en el hombre capaz de vencer la velocidad extrema con una moto eléctrica, en 2013, ningún otro corredor pudo alcanzar tamaña proeza extrema.

Acelerará en 2020. Aún hay bastante tiempo para continuar con los entrenamientos, de modo que el objetivo salga sobre ruedas y la experiencia sea la mejor.

El Salar de Uyuni representa uno de los escenarios más temibles, tomando en cuenta que se trata del desierto de sal con mayor altura del globo.

El espacio natural, que ya sirvió para quebrar marcas pasadas, se encuentra sobre una superficie de 10.582 metros cuadrados.

La máquina de Max, una Voxam Wattman, fue creada en Mónaco por el equipo que acompaña el Venturi VFE-05 (un vehículo que compite en la Fórmula E), de acuerdo con lo citado por la página www.motorpasionmoto.com.

Biaggi ha destacado con títulos en la categoría de 250 cc (1994 y 1997). En 2010 y 2012 se proclamó campeón mundial de Superbike.

Si el italiano logra lo que tanto ansía, podrá regalarle un buen presente al Venturi, la firma que elabora los motorizados eléctricos.

En 2017, Max se accidentó gravemente cuando realizaba entrenamientos en pista, de cara a una contienda de supermoto.

Siempre guardó una rivalidad pronunciada con el también conocido Valentino Rossi, en MotoGP.

Ahora, con más experiencia sobre su espalda, deja atrás la anécdota negativa para concentrarse en lo venidero, que espera sea exitoso.

Max es uno de los pilotos de mayor edad que da cátedra sobre las dos ruedas.

El italiano está decidido a pasar a la historia y que su apellido y su nombre queden grabados en los registros del mundo.