Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:07

Inglaterra invicta y líder en “trica” rumbo a Catar

El cuadro de los Tres Leones muestra un fútbol efectivo y una destacada campaña en el Grupo I de las Eliminatorias Europeas al Mundial 2022.
El jugador inglés Harry Maguire (c) celebra el segundo tanto del cuadro de los Leones. EFE
El jugador inglés Harry Maguire (c) celebra el segundo tanto del cuadro de los Leones. EFE
Inglaterra invicta y líder en “trica” rumbo a Catar

La selección inglesa firmó un pleno de victorias en esta primera ventana rumbo al Mundial de Catar 2022 con un triunfo sufrido ante Polonia por 2-1.

Los ingleses, que llegaban a Wembley luego de golear por 5-0 a San Marino y superar a Albania por 0-2, confirmaron el tercer triunfo de la ventana de partidos internacionales imponiéndose a una mermada Polonia.

Los goles de Harry Kane, desde el punto de penal, y de Harry Maguire a cinco minutos del final inclinaron a unos polacos que no pudieron contar con su máxima estrella, Robert Lewandowski, lesionado para las próximas semanas y que se encontraron con el momentáneo empate gracias a un error garrafal de John Stones.

Con un once claramente influido por la ausencia del delantero del Bayern de Múnich, los polacos salieron a Wembley a tratar de contener a una Inglaterra que afina poco a poco sus piezas de cara a la Eurocopa y que de paso cada vez está más cerca de Catar.

Gareth Southgate, el estratega de los Tres Leones puso un equipo titular similar al que venció en Albania. Aunque tenían problemas para penetrar en la defensa de cinco de los polacos, una internada de Raheem Sterling, de los jugadores más en forma de la selección, provocó el derribo de Michal Helik y el penalti señalado por Bjorn Kuipers.

Desde los once metros transformó Kane, logrando su gol número 34 con Inglaterra, lo que le sitúa a 19 del récord histórico de Wayne Rooney, al que parece estar predestinado a llegar en algún momento de su carrera.

Lo tenían todo bajo control los ingleses, pero John Stones se empeñó en complicarlo en una jugada aislada. El central del Manchester City se durmió sacando la pelota, le robaron la cartera delante del portero y Jakub Molder, en el primer acercamiento de los polacos, batió a Nick Pope e hizo el empate.

Tuvo Inglaterra más de media hora para llevarse el triunfo y lo consiguió a cinco minutos del final, cuando Stones se rehizo de su error. En un córner, ganó la pelota de cabeza en el segundo palo y se la dejó a Maguire para que este empalase desde el punto de penal.