Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 13:19

Una imilla en Asunción: Brenda, única skater boliviana en Juegos

La atleta es parte del colectivo ImillaSkate. Su deporte fue el primero en entrar en acción en Paraguay. Más allá del resultado, quiere motivar a más chicas para usar la patineta.
Brenda Mamani Tinta (i), junto a su mamá Lucía Tinta Quispe, en La Paz. LUISA DÖRR
Brenda Mamani Tinta (i), junto a su mamá Lucía Tinta Quispe, en La Paz. LUISA DÖRR
Una imilla en Asunción: Brenda, única skater boliviana en Juegos

Una imilla derrocha su carisma por la capital de Paraguay, sede de los Juegos Suramericanos Asunción 2022. Lejos de querer resaltar la palabra imilla de forma peyorativa, la intención real es dejar en claro que una de las integrantes del colectivo ImillaSkate se encuentra en suelo guaraní. Desde allí, invita a soñar a muchas jóvenes y a creer que todo es posible.

Brenda Mamani Tinta es la única skater boliviana que figura dentro de la delegación nacional que busca la proeza en el evento deportivo. La atleta, de 29 años y con el corazón dividido porque nació en La Paz, pero escogió a Cochabamba como su casa, se instaló con antelación en el Parque Olímpico paraguayo, la ciudad deportiva más grande de la nación vecina.

La skater fue una de las primeras representantes del team en entrar en acción. El cronograma de competencias de los Juegos resolvió que el skateboarding diera el puntapié inicial ayer, en el Skatepark -horas antes del estreno de los Juegos- y que hoy se definiera la instancia final en la modalidad Street Femenina.

Se confiesa muy emocionada por ser parte del equipo nacional, compuesto por 296 representantes. Es la primera vez que luce el uniforme tricolor en un evento organizado por Odesur.

“Es un sueño hecho realidad. Estoy feliz de vivir esta experiencia y hacer lo que me gusta. También, por compartir con deportistas de otros países porque esto te abre una visión, te expande el pensamiento, incluso la forma de entrenar porque en otros países, tal vez, están mucho más avanzados en los entrenamientos”. 

Pero más allá de volver a Bolivia con una medalla entre las manos, el propósito de Brenda ha sido hacerles entender a las chicas bolivianas que es posible, que honrar nuestra cultura mediante el deporte no solo es válido, sino regocijante.

“Hay muchos deportistas a los que les gustaría demostrar lo que saben, como a mi compañero (Gregory Gutiérrez) y a mí, que estamos en Asunción. Si bien el skateboarding en nuestro país recién se está haciendo ver, a lo que apunto es a darle presencia al skate femenino en Bolivia. Soy miembro de ImillaSkate, entonces, nuestro lema siempre es ese, promover el skateboarding y nuestra identidad”, señala, convencida.

Y la consigna no queda únicamente en sentar presencia. Brenda pretende inspirar a otras jóvenes. “Quiero demostrar que el skate femenino en Bolivia toma su curso y progresa. También, motivar a otras chicas a que puedan, igual, practicar esto, y que en algún momento tengan la visión de competir (…). Aspiramos a un progreso y que muchas niñas, muchas mujeres de todas las edades, puedan tener esa visión de representar al país y evolucionar en este deporte, que lo vean como una opción de hacer lo que les gusta”. 

ELLA Y GREGORY

Solo dos skaters bolivianos han viajado a Paraguay con la ilusión de marcar precedentes: Brenda y Gregory Gutiérrez. Esta disciplina no fue parte de la edición pasada de los Juegos organizados por la Odesur, que se desarrolló en Cochabamba.

Se ha sumado a esta versión, del mismo modo que el ciclismo freestyle, bochas, fisicoculturismo y fútbol playa. 

Además, el ajedrez y el padel han sido incluidos dentro del calendario, pero como deportes de exhibición. 

EL COLECTIVO

ImillaSkate fue fundado en 2018 en Cochabamba. Sus integrantes comprenden que la pollera no solo es un elemento esencial dentro de la expresión cultural sino también una manera de validar el empoderamiento de la mujer.