Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 03:58

Guabirá gana a Nacional y embolsa $us 900 mil

El Azucarero consolidó su buena racha en la Copa Sudamericana ante el Rancho Guitarra (1-2) y accede a la fase de grupos del torneo continental.

Los jugadores de Guabirá celebran uno de los goles ante Nacional, en Potosí. APG
Los jugadores de Guabirá celebran uno de los goles ante Nacional, en Potosí. APG
Guabirá gana a Nacional y embolsa $us 900 mil

Guabirá superó a Nacional Potosí (1-2) y clasifica a la fase de grupos de la Copa Sudamericana como invicto en la llave, en el estadio Víctor Agustín Ugarte de la Villa Imperial.

Los Azucareros vencieron también en el cotejo de ida, por goleada (4-1), en el estadio Gilberto Parada exponiendo su jerarquía y ratificando su buen momento en Potosí.

El plantel del técnico Víctor Hugo Andrada no puso en riesgo la diferencia en el marcador y resolvió fácil su clasificación gracias a Kevin Mina (14 minutos) y Willan Álvarez (82). Mario Barbery descontó para el plantel de la Banda Roja en el minuto 69.

Mina dio oxígeno a los Diablos Rojos con el gol anotado en el minuto 14 y cerca del final del primer tiempo tuvo la opción de ampliar la cuenta, pero Torrico desvió su remate.

Minutos después, el colombiano Harold Reina anotó un gol que fue anulado porque previamente el árbitro Gery Vargas había pitado una infracción.

Nacional Potosí pudo irse al descanso igualando el partido con un penal cobrado por una falta de Ibáñez contra Sebastián Gularte en el segundo minuto de adición, sin embargo, el uruguayo no pudo mandar el esférico al fondo de las redes.

Con el 0-1 en contra, sumándose al 1-4 en Montero, Nacional Potosí estaba con un desafío enorme y solo con 45 minutos para tratar de cambiar la historia. Las instrucciones y las modificaciones empujaron a la Banda Roja contra un muro defensivo que parecía inamovible.

Los cambios realizados en la segunda mitad por el estratega del equipo potosino, Álvaro Peña, dieron frutos en el minuto 69, cuando los recién ingresados Guaqui y Mario Barbery tuvieron una jugada combinada que permitió marcar el tanto del empate que dio algo de respiro.

El tiempo estaba encima, Nacional Potosí se fue con todo sobre la portería rival, pero dejó espacios en sus espaldas en su afán de ganar y buscar el milagro. Este descuido fue aprovechado por Guabirá para aplicar el contragolpe, esa idea resultó productiva y tuvo un par de llegadas.

Esa fórmula le permitió conseguir la segunda conquista, a los 82 minutos, cuando un centro llegó a la posición solitaria de Willan Álvarez, quien quedó delante del pórtico y definió abajo para concretar el triunfo y dejar sin posibilidad de reacción a los dirigidos por el exmundialista Álvaro Peña, que está en duda su continuidad en Nacional.