Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:59

El goleador de América logra conciliar el sueño y está a punto de vencer al virus tras 28 días

Se realizó la prueba de Elisa, donde se identificó que sus defensas están superando al coronavirus y considera que en algunos días más podrá estar sin la enfermedad. Está ansioso de abrazar a su mamá, hijos y hermanos.
ramallo
William Ramallo, en las oficinas de su escuela deportiva donde está aislado. FOTOGRAFIA: WILLIAM RAMALLO
El goleador de América logra conciliar el sueño y está a punto de vencer al virus tras 28 días

El goleador de América de las Eliminatorias Sudamericanas de 1993, William Ramallo, fiel a su “olfato anotador” rompió las redes del trasnoche que le provocó el coronavirus y luego de 28 días ya pudo lograr un sueño reparador. El exmundialista expresó que se siente “mucho mejor” y que la siguiente semana realizará la prueba de PCR para conocer si es negativo a la COVID-19.

“Después de 28 días dormí como siempre lo hacía. Me desperté con ánimo y muchas ganas de volver a pegarle a la pelota”, dijo el exatacante con una sonrisa en el rostro.

En pasados días se realizó la prueba de Elisa que le dejó como resultado que el virus está cesando en su cuerpo y considera que la siguiente semana podría liberarse de la enfermedad.

Por el momento, continúa aislado en las oficinas de su escuela deportiva porque podría infectar a otras personas. “Ya quiero dar negativo para poder abrazar a mi mamá, mis wawas y mi familia sin el miedo de contagiarlos”, dijo entusiasmado.

Explicó que hace algunos días retornó su apetito y comió como “un buen cochabambino”. Ya siente el sabor y el olor de los alimentos que los prepara él y también su familia.

Ramallo reveló que consume bastante cebolla, ajo y pimentón en la chorrellana. Asimismo, toma vitaminas para potenciar sus defensas.

“Durante varias semanas, no sentía olor ni sabor y no me daba apetito. Eso hizo que me debilite y me dejó en cama con dificultades para respirar. No tenía tos ni fiebre, pero si los otros síntomas propios de la pandemia”, recordó el exmundialista.

Explicó que con la enfermedad se va constantemente al baño para miccionar, aspecto que tampoco le dejó conciliar el sueño. “Este virus, por lo menos, te manda 100 veces al baño por la noche”. Además, que debía mudarse la ropa dos y hasta tres veces porque el sudor lo dejaba empapado.

DONARÁ PLASMA

El goleador de América adelantó que cuando de negativo y cumpla con los requisitos médicos donará su plasma a las personas que necesiten de este insumo para acelerar su recuperación del coronavirus. 

“Donaré plasma, es un hecho. Me duele ver a las personas como sufren por sus seres queridos que están en terapia intensiva luchando por seguir con vida. Uno que vivió en carne propia esta enfermedad sabe lo que significa esto”, culminó Ramallo.