Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 14 de agosto de 2020
  • Actualizado 04:47

Giménez: El plantel está en desventaja; los rivales de Copa ya están entrenando

El portero de Wilstermann asegura que “primero está la vida y la salud”, pero la responsabilidad de volver a jugar la Copa Libertadores es una realidad. La Conmebol anunció la reanudación del certamen el próximo 15 de septiembre.

Arnaldo Giménez durante una sesión de entrenamiento. Twitter- Arnaldo Giménez
Arnaldo Giménez durante una sesión de entrenamiento. Twitter- Arnaldo Giménez
Giménez: El plantel está en desventaja; los rivales de Copa ya están entrenando

El arquero de Wilstermann, Arnaldo Giménez, considera que el plantel “ya está en desventaja deportiva” porque los equipos de Atlético Paranaense (Brasil) y el Peñarol (Uruguay) ya están trabajando con miras a la vuelta de la Copa Libertadores de América, mientras que en Bolivia aún existen restricciones por la pandemia.

El aviador integra el grupo C del certamen continental y junto al Carbonero, el Huaracán y el Colo Colo chileno. Todos acumularon tres unidades luego de dos fechas disputadas, pero la fase de grupos quedó paralizada el 15 de marzo debido a la pandemia de la COVID-19.

El Pipo asegura que con la llegada de sus compañeros del exterior, Cristian Chávez, Serginho y Ismael Benegas, el plantel podría comenzar sus prácticas con miras a disputar el certamen internacional que ya cuenta con fechas establecidas por la Confederación Sudamericana de Fútbol para su reinicio.

PIPO-2

Pipo expresivo durante un partido de la División Profesional.

“La verdad no tenemos la certeza de cómo y cuándo sería el retorno a la prácticas. Queremos iniciar los entrenamientos lo antes posible, lastimosamente no podemos esperar más tenemos una desventaja grande en la parte futbolística porque en varios países que ya están jugando o trabajando”, dijo el portero.

Se conoce que en Brasil se desarrolla el torneo local, pero sin público, y en Uruguay los clubes están entrenando, lo que aún no sucede en Bolivia y Chile. 

Wilstermann y Bolívar, representantes de Bolivia en la Libertadores, ya cuentan con los protocolos de bioseguridad avalados por la Sociedad Boliviana de Medicina Deportiva, pero la misma debe ser respaldada por el Ministerio de Salud y de Educación del país, para conseguir el permiso de retorno a las prácticas.

“Espero que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) haga los trámites necesarios lo antes posible, porque Wilster y Bolívar, no solo representa a la institución a la ciudad de origen, sino a Bolivia.

El futbolista considera importante que los dirigentes y médicos de los clubes cumplan con las exigencias tecnológicas y de bioseguridad para que los jugadores, entrenadores y asistentes tengan todas las medidas de prevención para volver a las prácticas.

“Uno quiere volver, pero primero está la vida y la salud. Si vamos a volver será de una manera segura. Hay varios compañeros y entrenadores (en otros clubes) infectados con el coronavirus, como es el caso del profesor Julio Baldivieso y Roberto Ariñez que lo tuve como entrenador de arqueros”, dijo.

El portero y una de las figuras de Wilstermann aseguró que “la vida debe continuar” y el ver a su equipo jugando un partido de fútbol por la televisión tendrá un poco de entretenimiento que permita superar en algo el mal momento que se vive debido a la pandemia de la COVID-19.

“Sabemos que el fútbol tendrá un cambio drástico y que no será como antes, pero tiene que volver. Este deporte mueve el sentimiento de mucha gente y, por lo menos,  ver a su equipo jugar los fines de semana creo que podría aliviar en algo todo lo que estamos viviendo”, acotó Giménez.

El portero paraguayo tiene el objetivo de llegar lo más lejos posible en el certamen continental. También resaltó la incorporación del extremo argentino Patricio Rodríguez, quien es la cara nueva en el Rojo.

“El club hizo un esfuerzo grande para contratar al jugador de buena trayectoria y potenciar el equipo. Patito es bienvenido a este grupo, ya le comenté que llegó a un plantel considerado como una familia y el propósito es salir nuevamente campeones”, comentó el meta.

Giménez explicó que su contrato con el club culmina en diciembre de este año, pero en algún momento, la dirigencia le habló para ampliar su vinculación por varios años. “Ojalá se pueda dar. Quisiera retirarme del fútbol vistiendo la camiseta de Wilster”, culminó el guardameta paraguayo, quien expresó un cariño grande por Cochabamba y el país.