Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Héctor se seca el rostro, se levanta y entrena con todo; ciclistas y otros se solidarizan

La condena social le afectó al grado de provocarle llanto. Sin embargo, Garibay ha confirmado que no pausa sus entrenamientos. Subió unas fotos y dejó en claro que su objetivo, París 2024, no ha cambiado.
El orureño Héctor Garibay no baja la intensidad de sus entrenamientos. FACEBOOK HÉCTOR GARIBAY
El orureño Héctor Garibay no baja la intensidad de sus entrenamientos. FACEBOOK HÉCTOR GARIBAY
Héctor se seca el rostro, se levanta y entrena con todo; ciclistas y otros se solidarizan

Su meta, aquella por la que trabaja con empeño cada día, no ha cambiado. Sigue siendo los Juegos Olímpicos de París 2024. Es cierto, las duras críticas que ha recibido de muchos bolivianos, luego de que se alejara de la entrenadora Nemia Coca, lo desestabilizaron emocionalmente, pero Héctor Garibay sigue firme.

Eso, al menos, ha mostrado hoy viernes, en redes sociales. Subió cuatro fotos en las que se lo ve enfocado, entrenando en la pista atlética del Colegio Militar Coronel Gualberto Villarroel, en La Paz.

Incluso, el fondista nacido en Oruro se animó a dejarse fotografiar con el dedo pulgar levantando, en clara señal de optimismo.

Quiere seguir mirando hacia adelante. Siempre ha soñado con ser merecedor de una presea en una cita olímpica. Y en apenas unos meses tendrá la oportunidad de pelear por una.

Garibay ha pasado por momentos turbulentos. Durante las últimas semanas, ha estado en el centro de las polémicas, luego de que resolviera poner un alto a la relación atleta-entrenadora con Nemia Coca, la mujer que ha estado detrás de su formación como deportista ganador.

Sus seguidores, los mismos que lo elevaron a lo alto debido a sus conquistas, no tardaron mucho tiempo en condenarlo socialmente.

Su estado sensible ha quedado en evidencia en una entrevista que concedió al programa QD Show. Allí rompió en llanto mientras abordaba el tema y explicaba sus motivos.

"Mi vida ya no es igual", lanzó Héctor, en alusión al presente complicado que transita. 

De todos modos, el orureño va para adelante. 

MUESTRAS DE APOYO

Varios son los personajes públicos que se solidarizaron con Héctor y le expresaron muestras de cariño y respeto. Uno de ellos fue el reconocido ciclista cochabambino Gilver Zurita, gran representante boliviano en competencias como la Vuelta a Bolivia, la Vuelta a Cochabamba y otras.

"Nadie dijo que el camino será fácil. Es más el objetivo que tienes marcado. Solo está en capacidad de muy pocos. Sobran los dedos de hasta una mano para contarlos. Espero que entiendas y asimiles y puedas seguir tu camino hasta culminar y lograr tu objetivo. El sufrimiento y los problemas son temporales, pero tu logro será para siempre y los bolivianos ya estamos orgullosos de ti porque ya hiciste historia. Ahora solo te falta París. Que nada te desvíe, que nada te desanime. Sigue y culmina tu propósito ¡Fuerza Héctor Garibay!", han sido las palabras de aliento de Zurita.

"Nuestra solidaridad, campeón. Qué difícil ser campeón en Bolivia, antes nadie lo ayudó, hoy todos pelean por él. Su vida cambió después de su heroica victoria en México. Su vida cambió para mal, las lágrimas de Héctor Garibay lo dicen todo", ha escrito, por su parte, el exdiputado Amílcar Barral.