Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 14 de agosto de 2020
  • Actualizado 06:22

Franz y Nicoll Taboada buscan superar la COVID-19 “en equipo”

El entrenador Franz “Chichi” y su hijo Nicoll Taboda, jugador de Aurora, buscan superar al coronavirus. Explican que pasaron el momento más crítico de la enfermedad junto al resto de los integrantes de su familia.

El jugador del club Aurora Nicoll y su padre Franz Taboada, antes de la enfermedad. GENTILEZA- FRANZ  TABOADA
El jugador del club Aurora Nicoll y su padre Franz Taboada, antes de la enfermedad. GENTILEZA- FRANZ  TABOADA
Franz y Nicoll Taboada buscan superar la COVID-19 “en equipo”

El entrenador y ayudante de campo en Guabirá, Sport Boys, San José y Aurora, entre otros clubes Franz Taboda aseguró que pasó por un momento muy duro debido a la enfermedad que golpeó a su familia y quien llevó la peor parte fue su esposa (Rosario) madre del lateral del Equipo del Pueblo Nicoll Taboada.

La experiencia que vivieron los integrantes de esa familia que tomaron todas las medidas de prevención para evitar un posible contagio, pero el virus ingresó a su domicilio en el momento menos esperado.

“La que más ha sentido fue mi esposa, pero gracias a Dios ya pasó lo peor somos cinco en la familia y somos positivos. Lo importante es que estamos estables y con control médico constante”, explicó Franz.

FRANZ-2

Chichi (i) con la indumentaria de Guabirá y Nicoll con la camiseta de San José. GENTILEZA: FRANZ  TABOADA

La enfermedad llegó primero a su esposa Rosario como un resfriado, pero con el pasar de los días los síntomas propios del coronavirus se fueron presentando lo que provocó buscar ayuda médica.

“Mi esposa estaba con un resfriado, pero de repente no podía respirar, tuvo dolores en el pecho, la garganta y la cabeza. Afortunadamente en casa tenemos un tubo de oxígeno y considero que fue el paso para estar bien ahora”, recordó el entrenador, quien espera que la enfermedad pase pronto.

Ante el crítico panorama de la madre del jugador, el objetivo fue buscar ayuda médica en los diferentes hospitales, pero lastimosamente no tuvieron la atención necesaria porque “todo está colapsado”.

Posteriormente se realizó las pruebas topográficas y dio positivo. Con el resultado todos los integrantes de la familia (los hijos Daniel Nicoll, Saúl Alberto y Carlos Antonio) se realizaron los exámenes y estaban con la enfermedad que obligó a aislarse en su domicilio.

“Estamos con medicación y evaluados constantemente por un médico, pero también estamos consumiendo tónicos, antigripales y tenemos a disposición el oxímetro que lo usamos todo el tiempo”, dijo.

Chichi asegura que todos somos víctimas de esta enfermedad, “no se puede echar la culpa a nadie”, porque nadie sabe dónde puede estar el virus, pero lamentó y expresó su preocupación por que pese al colapso de los hospitales y las farmacias, “las personas siguen saliendo a las calles”.

“Me da bronca las cosas que dicen en la televisión. Mientras uno no viva en carne propia lo que es el coronavirus, uno no sabe cómo es la enfermedad. Luego son puras sugerencias y nada más”, en referencia a la solicitud de algunos sectores de la ciudad que piden eliminar la cuarentena estricta.

Taboada explica que “en Bolivia no estamos preparados” para luchar contra esta pandemia, pero por “costumbres e irresponsabilidad” de algunas personas la enfermedad “sigue creciendo en el país”, dijo el estratega, quien aseguró que las cifras de enfermos con la COVID-19 “son falsas” porque muchas familias intentan “curarse y superar la enfermedad de forma individual”.

Con el caso positivo de Nicoll Taboada en filas del Equipo del Pueblo suman dos los jugadores con el virus. En pasados días el atacante Gabriel Ríos también contrajo la enfermedad. Además, que el entrenador del cuadro celeste, Julio César Baldivieso, también está en la lucha para superar la enfermedad.