Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de mayo de 2022
  • Actualizado 19:28

Tras una fractura de peroné, Castro brilla en el patinaje internacional

Con tres meses de entrenamiento y limitaciones en el equipamiento, la deportista cochabambina deja en alto el nombre del país y clasifica, por mérito propio, a los Juegos Panamericanos Junior de Cali.
Génesis Castro López, durante las prácticas en el patinódromo de Coña Coña y La deportista con sus entrenadores Camilo Ruiz (i) y Moisés Vale (d). DICO SOLÍS
Génesis Castro López, durante las prácticas en el patinódromo de Coña Coña y la deportista con sus entrenadores Camilo Ruiz (i) y Moisés Vale (d). DICO SOLÍS
Tras una fractura de peroné, Castro brilla en el patinaje internacional

Pese a su corto tiempo de preparación y superar una fractura en el peroné y ligamentos del pie izquierdo, la deportista cochabambina Génesis Castro López, de 20 años, se constituye en una de las principales exponentes del patinaje en el país y el exterior, en las pruebas de fondo.

Brilló con luces propias en el Campeonato Panamericano de Patinaje de Velocidad de Clubes y Naciones que se disputó en Ibagué, Colombia. Con limitaciones para el recambio de ruedas (para el patín) durante la competencia, la valluna logró escribir su nombre con “letras doradas” en su palmarés en la especialidad deportiva.

Desde muy pequeña se dedicó a practicar diferentes disciplinas deportivas que también le permitieron conseguir logros a nivel local y nacional. Tiene un gusto especial por la precisión, las simetrías y el dibujo ya que busca titularse como arquitecta en la Universidad Mayor de San Simón.

Carismática y sencilla. Se mostró emocionada por lograr la clasificación a los Juegos Panamericanos Junior de Cali, Colombia 2021, que se celebrará del 9 al 19 de septiembre. Es un hecho histórico para el deporte boliviano al acceder por mérito propio a un certamen donde estarán los mejores rodantes de esta parte del globo.

El reto personal de la valluna es dejar en alto el nombre de Bolivia y, en un corto o mediano plazo, competir en un mundial.

OPINIÓN buscó conocer un poco más de la preparación y de los proyectos que tiene la deportista, en una disciplina que comenzó a tomar cuerpo en el país con la celebración de los Juegos Suramericanos de Cocha 2018.

P: ¿Cuándo y dónde se enteró de su clasificación a los Juegos de Cali?

R: Quedé sorprendida y muy contenta. Me enteré de esta clasificación de manera extraoficial en Colombia, pero al llegar a Bolivia cuando enviaron la tabla de clasificaciones donde figuraba mi nombre.

P: ¿Qué tiempo le dedica a las prácticas y quién la entrena?

R: Son dos los entrenadores, Moisés Vale y Camilo Ruiz, los que permiten estar a este nivel en corto tiempo.

Las prácticas se realizan todos los días y, en algunos casos, en doble turno. Se trabaja en el patinódromo y también en la zona de la Costanera.

El entrenador Ruiz explicó que Génesis tiene un calendario de competencias nacionales e internacionales que debe cumplir hasta llegar a los Juegos Panamericanos de Cali.

Se debe trabajar también en la parte de volumen e intensidad. Ahora se planificará hacer un trabajo de 12 sesiones por semana en fuerza, en pista y en bicicleta.

P: ¿En qué consiste su alimentación en una etapa de preparación?

R: Como mi especialidad es de fondo, necesito tener un peso liviano para tener una adecuada resistencia y hacer un corte de viento en el momento de la carrera.

Antes de las prácticas debe comer carbohidratos y energéticos (chía, maní, chocolate y las rosquillas, entre otros). Después del trabajo, su alimentación es similar, pero debe cumplir para que mejore su rendimiento.

P: ¿Cuánto se debe invertir para tener un equipo adecuado para una competencia internacional?

R: Para tener un buen patín se requiere más de mil dólares. Esta inversión contempla la bota, el chasis, los rodamientos, separadores y las ruedas (para entrenamiento y competencia), sin considerar el casco, los guantes y las gafas.

Para una competencia exigente como un Panamericano se requiere cuatro juegos de ruedas para pista como son las duras y blandas. Para las pruebas de ruta se requiere otros dos juegos que son las de lluvia y de maratón (cuatro juegos y cada una oscila los 200 dólares).

P: ¿Cuándo comenzó en el patinaje?

R: Comencé a entrenar en enero de 2018 con miras a los Juegos Suramericanos de Cocha 2018, donde pudimos competir a buen nivel. Era un deporte nuevo en el país.

P: ¿La fractura en el pie que tiempo la alejó de las pistas?

R:  Sufrí un accidente en casa el 23 de enero de 2019 y me operaron el 6 de febrero de los ligamentos del pie izquierdo y aún tengo la placa con cinco tornillos en el peroné. Fue muy duro porque estuve hasta junio sin apoyar el pie ni caminar.

Prácticamente el 2019 no tuve la posibilidad de patinar, porque necesitaba recuperarme al 100%, aunque la fisioterapeuta me dijo que ya no volvería a las pistas, pero hice todo lo posible para calzar otra vez los patines.

P: ¿Cuándo comenzó a entrenar?

R: A finales de 2019, pero las recomendaciones de otros entrenadores del exterior eran que deje de entrenar por un año hasta recuperar la musculatura y fuerza. No hice caso y entrené con los cuidados necesarios, pero en marzo de 2020 se vino la pandemia y nuevamente se paralizó el entrenamiento.

Posteriormente, se volvió a entrenar en la zona de la laguna, calles o plazuelas. El trabajo duro comenzó con Camilo Ruiz hace tres meses.

Pese a la lesión, corto tiempo de preparación y limitación en su equipamiento, Génesis superó su primera experiencia internacional (fuera del país) que le permite adquirir “roce y ritmo de élite” para encarar los próximos desafíos competitivos a lo largo del año y en su carrera deportiva.