Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 09:11

Finlandia gana tras susto de Eriksen

El jugador danés se desplomó y perdió el conocimiento. El partido se reanudó después de que lo estabilizaran en el hospital. El equipo finlandés prevaleció (0-1). 
Cristian Eriksen recupera el conocimiento y recibe asistencia del cuerpo médico de Dinamarca para su traslado. EFE
Cristian Eriksen recupera el conocimiento y recibe asistencia del cuerpo médico de Dinamarca para su traslado. EFE
Finlandia gana tras susto de Eriksen

Fue un momento de angustia e incertidumbre. Corría el minuto 43 de la primera parte. Dinamarca efectuó un lateral y la pelota rebotó en un Cristian Eriksen, que repentinamente cayó y perdió el conocimiento. Esto impactó a sus compañeros de equipo, Finlandia (el rival) y la afición presente en  Copenhague para presenciar el cotejo de la primera fecha del grupo B de la Eurocopa. 

Luego, el jugador fue trasladado a un hospital, lo estabilizaron y el juego se reanudó. Con el gol de Pohjanpalo, Finlandia logró así su primer triunfo de la historia del torneo. Bélgica venció a Rusia (0-3) en el otro match. 

Sin embargo, hubo un partido antes de esta situación y otro, cuando cuatro horas después el juego se reanudó, luego de que Eriksen enviara un mensaje de aliento a sus compañeros, indicando que ya se encontraba mejor, impulsándolos a continuar.  

La estrella de Dinamarca fue el protagonista absoluto. Pero por motivos inesperados. Su desmayo transformó el partido en un drama que no acabó en tragedia, pero alteró su desarrollo hasta tal punto que lo que parecía destinado a un triunfo danés acabó en la primera gran sorpresa de la Eurocopa. 

Dinamarca, que había sido mejor hasta entonces y quería dedicarle el triunfo a su compañero (ya trasladado a un hospital, estabilizado y despierto), acabó hecha un mar de nervios y de frustración, consciente de que la derrota complica mucho sus opciones en un torneo al que llegaba como aspirante a hacer algo importante. 

El partido se ajustó pronto al desarrollo previsto. Dinamarca, con mucha posesión y tratando de mover la pelota para buscar huecos. Finlandia, con su habitual línea de cinco, atrás, bien junta y solidaria, esperando su oportunidad.  

Sacrificio y orden. Así aguantaron muchos minutos los búhos reales, hasta que llegó el gol de Pohjanpalo (59’) para el 0-1 definitivo. Los daneses no pudieron anotar, ni de penal. Højbjerg lo tiró centrado y sin fuerza.