Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:05

Farías y la Verde sueñan con un golpe de estadio

El DT de la Selección confía en que Bolivia sea protagonista en el duelo de hoy ante nada más ni nada menos que Brasil, por el Preolímpico. 
El cruceño Moisés Villarroel, en el duelo ante Uruguay.  EFE
El cruceño Moisés Villarroel, en el duelo ante Uruguay. EFE
Farías y la Verde sueñan con un golpe de estadio

El partido del sábado ante Uruguay, que terminó con victoria para la Selección Nacional (3-2), dejó muy buenas sensaciones. Mereció, de hecho, un post de felicitaciones y “orgullo” por parte del estratega venezolano César Farías, adiestrador del conjunto que pelea una plaza en Colombia para competir en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

La Verde, la joven camada de jugadores con la que Farías pretende argumentar que el camino es el correcto, rivalizará hoy (21:30, hora boliviana, en el estadio Alfonzo López) con la respetable Brasil, que hasta el momento no trastabilló en el Preolímpico y que lidera la serie B, con seis unidades.

“Lo más importante es que queremos demostrar que Bolivia puede”, mencionó el seleccionador boliviano, al calor de la victoria sellada el sábado pasado en la ciudad de Bucaramanga.

Dicho triunfo le significó continuar en carrera hacia la obtención del cupo. Ingresar al cuadrangular de los más competitivos es el propósito colectivo. Ya se había mostrado bastante conforme con lo expuesto por el equipo en el debut del torneo, ocasión en que la Tricolor perdió por 2-0 ante Paraguay. Más allá del resultado, Farías había puesto sobre la mesa la actuación de sus futbolistas.

Con tres puntos en su haber, al igual que Paraguay, Uruguay y Perú, el combinado nacional necesita doblegar a la invicta, conducida por André Jardine, para seguir alimentando la esperanza.

Henry Vaca, del Universitario peruano; Moisés Villarroel, de Wilster, y Víctor Abrego, goleador de Destroyers, son tres piezas importantes de las que se aguarda mucho.

Por el lado de la Canarinha, también el duelo es trascendental. Una hipotética victoria la pondrá en la siguiente estación. En su debut derrotó a Perú, por 1-0, y a Uruguay, por 3-1. En sus filas militan jugadores como Antony, de Sao Paulo, Paulinho, del Leverkusen alemán, y el centrocampista Bruno Guimaraes, del Paranaense. Son figuras fuertes de un seleccionado que ya palpita la clasificación.

Por el otro lado se encuentra Perú, que intentará sacar provecho del ánimo condicionado con el que posiblemente se pare su par charrúa, doblegado con anterioridad por el 3-2 frente a Bolivia.