Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 19 de octubre de 2020
  • Actualizado 20:18

La familia del bolivarista Víctor Ábrego vende somó y con lo recaudado prepara comida para los presos

Los padres del jugador ofrecen la bebida característica del oriente y, con la ganancia, cocinan platos para los privados de libertad.
La familia del celeste Víctor Ábrego, en acción. Samuel Zambrana
La familia del celeste Víctor Ábrego, en acción. Samuel Zambrana
La familia del bolivarista Víctor Ábrego vende somó y con lo recaudado prepara comida para los presos

Los buenos gestos de los jugadores profesionales fueron sucediendo a medida de que la crisis se ha ido pronunciando en el país. Didí Torrico, Juan Pablo Aponte, Cristian Chávez, Arnaldo Giménez, Cristian Machado y Amílcar Sánchez han sido algunos de los que dieron el paso mediante la colaboración con dinero o productos alimenticios para ayudar a las personas más necesitadas, en una cruzada solidaria efectuada en Cochabamba.

De manera silenciosa, sin mayor revuelo, se supo también de otros actores indirectos del balompié nacional que rompieron la pasividad. Se trata de los padres del delantero bolivarista Víctor Ábrego, el atacante revelación no solo de la Academia, sino también de la División Profesional en su conjunto.

La familia del Cantinflas decidió impulsar la venta de somó, bebida fría tradicional del oriente, en el barrio La Asunta y, con el dinero juntado, comprar alimentos para preparar raciones de comida en favor de los presidiarios cruceños.

“Mis padres hacen somó para vender. Con lo recaudado preparan comida y llevan a los privados de libertad”, comentó el Cantinflas sobre la iniciativa, que poco se compartió en las redes sociales, pero que muestra la solidaridad de los Ábrego.

La historia de vida de Víctor fue como de telenovela o película de drama. Perdió a su hermana Sara, la China, en 2016, luego de que su padrastro decidiera quitarle la vida en Antofagasta, Chile. “Todo es por ella”, remarcaba el delantero, en una entrevista con OPINIÓN DIGITAL de febrero pasado.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad