Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de julio de 2020
  • Actualizado 05:28

Faltan canchas para jugar en una sola sede

La Federación asegura que ninguna ciudad tiene más de dos estadios para disputar los 98 partidos que restan del torneo Apertura.
Una acción del clásico nacional Bolívar con Wilstermann que se disputó en La Paz, en marzo.
Una acción del clásico nacional Bolívar con Wilstermann que se disputó en La Paz, en marzo.
Faltan canchas para jugar en una sola sede

El presidente de la Comisión de Competiciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando Aramayo, aseguró que llevar adelante las 14 fechas restantes del torneo Apertura “es inviable” porque ninguna ciudad cuenta con más de dos estadios, además de razones técnicas, logísticas y económicas.

Fue la respuesta del Ejecutivo de la Federación ante la sugerencia del ministro de Deportes, Milton Navarro, quien sugirió reanudar el certamen profesional en una sola sede para evitar el traslado de los equipos de una ciudad a otra.

 Explicó que en caso de llevar adelante dos y hasta tres cotejos cada 48 horas, el césped de los terrenos de juego no aguantarán ni una semana por la seguidilla de partidos y los jugadores estarían expuesto a diferentes lesiones.

“Es inviable jugar siete partidos en un solo distrito. No es posible, ninguna ciudad del país cuenta con siete canchas para disputar los compromisos, en el mejor de los casos cuentan con dos”, aseguró Aramayo.

El torneo Apertura tiene 14 fechas más por disputar, los mismos deben ser “todos contra todos”, aspecto que debe ser analizado y discutido por los presidentes de los clubes en la reunión de Consejo Superior, programado para el viernes de manera virtual.

 “Es realmente inviable. Si vamos a jugar el torneo normal falta una fecha para concluir la primera rueda y 13 para finalizar el torneo Apertura. Si jugamos el Clausura necesitamos 26 fechas más y es posible que no den los tiempos”, declaró Aramayo.

 El federativo explicó que concentrar a los 14 clubes en una sola ciudad para disputar los encuentros y, aquellos que no son de la región, realizarán un gasto en hotelería, alimentación y logística para el traslado de las delegaciones a sus entrenamientos y partidos.

“Disputar las 14 fechas, por lo menos, se necesita un mes y jugando los encuentros pasando un día, como sucede con los torneos nacionales de las divisiones menores. Aspecto que ya fue rechazado por los clubes de Cochabamba y La Paz”, dijo el directivo.

Aseguró que está modalidad de competencia “tiene sus complicaciones con los jugadores juveniles”, pero con los futbolistas profesionales las dificultades “serán mayores”.

“Sin embargo, cualquier sugerencia que se haga para reiniciar el certamen profesional es bienvenido, pero debe ser analizado por los dirigentes. Todas las opciones serán difíciles, lo que se tiene que ver es cuál es menos complicada”, reflexiono el federativo.

Una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus y no llegó a su curva alta es Santa Cruz, ese departamento cuenta con cinco clubes en el certamen profesional. La duda está en que los clubes no podrán visitar esa región y los cruceños salir de esa ciudad.

Aramayo explicó que entre su comisión tiene diferentes propuestas para reanudar las actividades competitivas según la autorización que de el Gobierno.

“En caso de retornar en julio tenemos una propuesta, para agosto otra alternativa y para septiembre también. Solo tenemos que saber cuando volvemos a entrenar y luego jugar considerando todos los aspectos de bioseguridad”, explicó.