Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:43

Escuelitas de fútbol y de natación, abiertas para todos

Unos niños, prestos para comenzar a entrenar. GOBERNACIÓN DE COCHABAMBA
Unos niños, prestos para comenzar a entrenar. GOBERNACIÓN DE COCHABAMBA
Escuelitas de fútbol y de natación, abiertas para todos

Centenares de niños, jóvenes y adultos mayores son parte de la familia que emerge a partir de las Escuelas de Fútbol Sedede y de Natación en la piscina Alfredo Marquina. 

Administradas por la Gobernación de Cochabamba mediante el Servicio Departamental del Deporte (Sedede), ambos espacios de formación están complementados por un Gabinete Médico de profesionales.

“Son bastante estratégicas. En la escuela de fútbol tenemos cerca de 750 niños en época de vacación y en la de natación, un número similar. Es un verdadero éxito y un apoyo a la población cochabambina”, sostuvo el director del Sedede, Rodrigo Sánchez.  

Ambos recintos se encuentran al servicio de toda la población. 

En dos años, la Escuela de Fútbol formó a cientos de deportistas con base en valores y principios.

Al momento, son parte del centro chicos repartidos en diferentes categorías que van desde la categoría sub 7 hasta la sub 19. 

“La inclusión de las mujeres me parece excelente porque en otras instituciones quizás no lo permiten”, manifestó Devora Montaño, de 15 años, tras su experiencia de apenas tres meses.  

La Gobernación dispone de las canchas 4 y 5 del Félix Capriles, además de otras tres auxiliares. 

Los entrenamientos son de lunes a viernes (08.30-10.00, 10.00-11.30, 15.00-16.30 y 16.30-18.00). 

“Aquí conoces amigos, te llevas bien”, destacó Saúl Romero, de 16 años y de la zona sur. 

Marcos Salguero,  encargado de la categoría Ascenso; Iván Lora, de la sub 15 mixto, y la exfigura del fútbol boliviano Carlos Chino Arias, de la sub 9, son algunos de los profes de primera. 

“Ojalá que a los 15 o 16 estén en algún equipo de profesional”, dijo el Chino. 

Después de más de 20 años, la Escuela de Natación en la piscina Alfredo Marquina abre sus puertas a chicos y grandes que  practican el deporte más completo del mundo para entrenar, por terapia o por diversión. 

Jorge Zenteno, de la tercera edad, aprendió a nadar algo tarde. Confesó que se siente muy dichoso.