Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 08:08

ANUARIO DEPORTIVO 2019

El Tataque nos dejó

Retirado de su etapa pugilística, el paceño se dedicó al negocio de la pelea de cholitas encima del cuadrilátero. Llevó el show fuera del país.
Walter “Tataque” Quisbert
Walter “Tataque” Quisbert
El Tataque nos dejó

El Tataque ya no era el mismo hombre que en la década de los 70 (cuando el presente le sonreía y no había siquiera atisbos de la diabetes que lo apartó del ring de la vida) ganó el título en los Juegos Bolivarianos. Los últimos años fueron poco amables con el boxeador más conocido de Bolivia, no por poseer una técnica exquisita, sino por sus golpes y su fuerza descomunal.

Wálter Quisbert nos dejó este año. Para ser exactos, el 10 de junio, cuando el frío comenzaba a calar en esta parte del continente.

Se fue porque su salud no logró ser más fuerte que aquella diabetes agudizada durante la última década y que, incluso, mereció que el Gigante de 2.25 metros más querido de América viajara constantemente a Argentina para tratarla y mantenerla controlada.

El Tataque vivió. Y disfrutó. La constante en su existencia fue la humildad, esa virtud que insistió en enseñarles a sus hijas y a sus siete nietos.