Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 13:51

Dinamarca busca segunda corona e Inglaterra quiere su primer título

Los jugadores ingleses celebran su pase a semifinales.  EFE
Los jugadores ingleses celebran su pase a semifinales. EFE
Dinamarca busca segunda corona e Inglaterra quiere su primer título

Llegados a este punto, todo lo que no sea ganar el título para Inglaterra será una decepción en un Wembley casi lleno, en el que Dinamarca intentará seguir cazando sorpresas en esta Eurocopa y llegar a su segunda final en la historia.

Un honor que nunca ha tenido Inglaterra, siempre con su tope puesto en las semifinales y ahora con una alfombra roja hasta la lucha por el título. Además los de Gareth Southgate llegan en su mejor momento del torneo, después de golear a Ucrania en cuartos de final, en su mejor actuación hasta la fecha. 

Todo lo que sea no levantar el título se considerará una decepción para un grupo que lleva sin tocar metal 55 años y que nunca ha olido de cerca la gloria de la Eurocopa.

Nunca antes estuvo tan cerca Dinamarca de alcanzar el hito que obtuvo su generación dorada, la que inesperadamente logró el título continental en el año 1992, en Suecia.

El conjunto dirigido por Kasper Hjulmand está a dos pasos de igualar el histórico momento del fútbol danés. Igual que entonces, el plantel escandinavo estaba al margen de los candidatos. Ejercía de figurante pero paso a paso ganó en relevancia.

 Aquel equipo superó a Países Bajos en semifinales y a Alemania en la final. Logró el único gran título que brilla en su palmarés. El actual está citado con uno de los favoritos, Inglaterra, que será local. 

Dinamarca está en una situación inimaginable para muchos. Pero es un equipo que ha ido de menos a más hasta erigirse en uno de los supervivientes de la competición.

El cuadro de Hjulmand asume la condición de cenicienta en este tramo final. Es el tapado del torneo y eso aplaca la posible presión a la que las selecciones se someten en estos tramos del evento.

Los ingleses jugarán en Wembley ante 60 mil hinchas que se darán cabida un estadio y su afición en su favor.