Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 15:30

Día D: los clubes irán bajo una misma línea, la reducción sí o sí

El titular de la FBF, César Salinas, comandará la reunión virtual de hoy.

Crédito: APG
El titular de la FBF, César Salinas, comandará la reunión virtual de hoy. Crédito: APG
Día D: los clubes irán bajo una misma línea, la reducción sí o sí

Hoy, desde las 10:00, los representantes de los 14 clubes profesionales del país volverán a tener un encuentro virtual. Se citarán todos los actores de la esfera directiva mediante el segundo Consejo Superior. Será un día muy importante para definir un mismo rumbo y plantearlo, luego ante los protagonistas del balompié, los jugadores.

Lo que es un hecho es que, en la antesala de la cumbre, la mayoría de las instituciones parece haberse decantado por un camino: tocarles el bolsillo a los futbolistas. Asumen los clubes que es el único camino para disminuir los efectos que la crisis global podría provocarle a los establecimientos. El riesgo de quiebra es latente.

La paralización del aparato económico en Bolivia golpeó a todos. Desde que el Gobierno transitorio determinó el inicio de la cuarentena, tampoco hubo partido alguno en los recintos del territorio nacional. Ello significó la no recaudación en las arcas de los equipos. No obstante, las obligaciones contractuales con los jugadores continúan en pie. Desde el comienzo del confinamiento, una de las herramientas dispuestas por los cuerpos técnicos ha sido trabajar de forma virtual, desde las casas. Así, las tareas siguieron su curso de forma atípica.

Ni los jugadores quieren dar el brazo a torcer con la posibilidad de que sus sueldos se vean afectados, ni los clubes parecen estar dispuestos a pagar el 100% de los sueldos debido a las limitaciones propias del presente. Se conformó, entonces, una comisión encargada de las negociaciones con Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL), ente representante de los deportistas. Hoy, dicho comité rendirá informes de lo logrado.

Tal parece que la postura de las instituciones está definida. Desde la región cochabambina, tanto Aurora, como Wilstermann y Palmaflor sostienen que la paralización de las actividades ha impactado de forma importante. El Celeste, por ejemplo, es consciente de que su plantilla es una de las menos rimbombantes del balompié local.

En La Paz, la situación no difiere mucho. Incluso equipos con economías sustentables como The Strongest y Bolívar, por ejemplo, han advertido sobre la imposibilidad de cancelar la totalidad de los sueldos en las condiciones actuales. La presidenta del Tigre, Inés Quispe, advirtió que está dispuesta a dar un paso al costado en caso de que los jugadores se muestren renuentes a la reducción salarial. Desde la Academia la posición es similar.

El titular de Nacional Potosí, Wilfredo Condori, tomaría la misma decisión que Quispe si recibe una negativa por parte de los atletas. El directivo, sin embargo, pretende abonar solo los “15 días trabajados de marzo”, de acuerdo con Marcas.

Así las cosas, el plato fuerte de esta mañana será el de la reducción salarial. Los 14 establecimientos deberán acordar una propuesta para elevarla, luego, al despacho de los actores de la División Profesional.