Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 13:38

El “desentrenamiento” por la cuarentena causa desadaptación en los tejidos de los deportistas y facilita lesiones

El director de la ONAD de Bolivia y licenciado en kinesiología, Juan Cruz, concluye que dicho proceso se ve más dificultado de acuerdo con la edad y el medio en el que los atletas ejecutan sus movimientos.

 

foto 2 el desentrenamiento
El elenco aviador, en un ensayo de noviembre. Crédito: Archivo
El “desentrenamiento” por la cuarentena causa desadaptación en los tejidos de los deportistas y facilita lesiones

No será sencillo para los deportistas, independientemente de sus disciplinas, volver con toda la carga a los entrenamientos. De hecho, deberán hacerlo con base en un plan sumamente riguroso y que contemple los cuidados necesarios para que las lesiones no sean una constante.

De acuerdo con el licenciado en kinesiología y director de la Organización Nacional Antidopaje (ONAD), Juan Cruz, es un hecho que los atletas bolivianos no escaparán a los efectos del “desentrenamiento”, mismos que vienen relacionados con la desadaptación de los tejidos del cuerpo y el riesgo de posibles lesiones durante las tareas y ejercicios.

Cruz concluye lo siguiente: “No es lo mismo entrenar en el domicilio  que en el lugar donde se practica el deporte porque se debe tomar en cuenta el tipo de suelo, la indumentaria y, en el caso del fútbol, los calzados. Todo eso hace que la biomecánica de los tejidos se vaya modificando”.

El kinesiólogo alerta que, aun cuando los atletas se preparen en sus casas, aquello no evitará que, en dos meses, las características biomecánicas de sus tejidos se vean diezmadas. “En 8 semanas, las características biomecánicas de los tejidos de carga perdieron esa capacidad de carga y especificidad  para la disciplina. Estas características se modificaron debido a un impacto en la disminución del ciclo de acortamiento del músculo”.

Así, el atleta necesitará, al menos, dos meses de prácticas para recuperar el estado que presentaba antes de la interrupción por la pandemia. “Nos apoyamos en estudios  científicos para mencionar que el deportista de alto rendimiento necesita alrededor de dos meses para volver a la competencia con las capacidades físicas iguales a las que tenía cuando terminaron sus entrenamientos”.