Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:11

Deportistas y dirigentes que “viven” en el corazón

Pese a que ya no están entre nosotros permanecerán en los libros de oro por su desempeño desde el lugar donde les tocó “brillar”.
El dirigente de la FBF César Salinas (i), Abdul Aramayo campeón del 63 y el juvenil Frans Guzmán, fallecieron este año
El dirigente de la FBF César Salinas (i), Abdul Aramayo campeón del 63 y el juvenil Frans Guzmán, fallecieron este año
Deportistas y dirigentes que “viven” en el corazón

Varios personajes vinculados al deporte en el Bolivia murieron este año por diferentes causas, dejando un vacío en el corazón “de la afición”. En su momento, se destacaron desde el lugar donde les tocó “jugar”.

Dirigentes, entrenadores y jugadores de diferentes generaciones fueron víctimas de enfermedades que “apagó la luz de sus ojos” en medio de una pandemia que provocó mucha zozobra en el planeta.

Entre las ausencias más sentidas están los héroes que hicieron estremecer a Bolivia en el Campeonato Sudamericano de 1963, quienes conquistaron el único título en la historia del balompié nacional como Jesús “Pichón” Hérbas, Eulogio Vargas y Abdul Aramayo. Además, de Carlos Trigo integrante del cuerpo técnico de la Verde, quienes fallecieron por diferentes enfermedades.

En esta lista también figura Wilfredo Villarroel, quien fue tricampeón nacional con Wilstermann (1958, 1959 y 1960) y fue víctima de coronavirus.

La COVID-19 no solo atacó al exdeportista adulto mayor, sino también a los jóvenes jugadores que iniciaban su carrera como Frans Román Guzmán, jugador de Universitario de Trinidad y la Selección Nacional en divisiones menores. Además, falleció el entrenador beniano Luis Carmelo Román, por el virus.

Entre los dirigentes que también dejaron de existir está el expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol César Salinas, quien no pudo superar la COVID-19 porque padecía una enfermedad de base.

El exdirigente de la Asociación Beniana de Fútbol, Belizario Román tampoco pudo eludir a la pandemia que golpeó fuerte en Bolivia entre abril y julio.

El exárbitro y expresidente de la Comisión de Árbitros de Santa Cruz, Remberto Gonzáles Vallejo, falleció a causa del coronavirus luego de librar una dura lucha por varias semanas.

La pandemia también se llevó a otro personaje del fútbol boliviano, Elías Escobar, kinesiólogo de San José, falleció tras batallar con la enfermedad. El Caimán recibió dos dosis de plasma hiperinmune pero la enfermedad apagó su vida.

No fue deportista ni dirigentes, pero si estaba vinculado al deporte por más de 40 años como periodista. Jorge Arzadum murió debido a un paro cardiaco.

El deporte amateur también vio partir a un dirigente y entrenador. El expresidente de la Asociación Departamental de Triatlón de Cochabamba, Carlos Ramiro Marín Zurita, fue víctima del coronavirus.

El entrenador de pelota vasca, el español Kepa Arroitajauregui cerró los iojos para siempre debido a un paro cardiaco, cuando realizaba su rutina de entrenamiento.

Alberto Tórrez, dirigente de la Asociación de Fútbol Cochabamba, no pudo contra el coronavirus. Directivo que estuvo por más de 20 años en la AFC.

En pasados días también dejó de existir el exjugador de Wilstermann, Aurora y La Paz FC, Hugo Rojas, quien vio afectada su salud debido a una insuficiencia renal.