Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 15:29

Denuncia de corrupción e irregularidad cruzada

Cinco asociaciones de tenis de mesa desconocieron al titular federativo, Javier Mejía, por “hechos no lícitos”. El directivo también salió al frente.
Foto: DICO SOLÍS
Foto: DICO SOLÍS
Denuncia de corrupción e irregularidad cruzada

Al hecho de que Cochabamba no alberga un torneo nacional de tenis de mesa hace casi dos años se le suma, ahora, una suerte de “fuego cruzado” que tiene a dos actores involucrados: en una vereda se agrupan cinco asociaciones para desconocer el mandato y el directorio que preside Javier Mejía al frente de la Federación Boliviana. En la otra acera se sitúa el propio titular federativo, que arguye que ninguna de dichas instituciones “acreditó su legalidad”.

El que primero tomó la palabra fue Renel Méndez,  quien se autodenominó como “vocero” de las asociaciones de Cochabamba, Santa Cruz, Beni, Potosí y La Paz, mismas que han coincidido en desconocer la presente gestión de Mejía.

En conferencia de prensa, Méndez (entrenador y exdirectivo que ha sido castigado, hace unos años, por haber propagado una supuesta “campaña de desprestigio” hacia el ente federativo), expuso documentación que certificaba el acuerdo colectivo.

Fue claro el vocero. Apuntó que Mejía ha sido partícipe de una serie de hechos de “corrupción e irregularidad” en la que, incluso, ha “extorsionado” y perjudicado a atletas.

También reclamó sobre la “legalidad” de su mandato, considerando que funge como presidente de la máxima institución del tenis de mesa desde 2009.

Munido de papeles y aclarando que remitió ya la carta al Ministerio de Deportes, al Comité Olímpico Boliviano (COB) y al Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción, Méndez aseveró: “Van nueve años en los que usufructúan (el directorio) para su beneficio, cobran inscripciones a deportistas, entrenadores y delegados; y nunca hicieron rendición de cuentas. Han castigado a dirigentes, entre ellos, yo. En enero de este año prometió, en una asamblea extraordinaria, llamar a elecciones en febrero. No lo hizo. Cansados de todo, cinco asociaciones hemos decidido esto”.

Según Méndez, uno de los últimos actos “irregulares” se dio en la previa de un torneo invitacional que comenzó ayer en la ciudad chilena de Arica.

Tanto él como los dirigentes de las entidades que se oponen al mandato de Mejía observaron los montos de dinero que se les pidió a los tenismesistas bolivianos interesados en participar.

“Solicitó 250 dólares para la participación de cada atleta. La verdadera cantidad que se necesitaba para ese torneo era 120, pero él exigia 250”.

Y es que los 120 mencionados responden a un cálculo que realizó Méndez, lo que significa que los números pueden variar, según calidad de hospedaje y alimentación.

“NO ME PREOCUPA” 

Consultado por EL LÍDER sobre la posición adversa que han tomado las cinco asociaciones (de ocho totales), Mejía respondió que su “institucionalidad” no se ve afectada, puesto que los directivos de dichas entidades no han acreditado sus mandos o ya han fenecido en sus gestiones.

En uno de los casos, “ni conoce por foto al dirigente porque nunca asistió a un congreso”. Cree que, detrás de la figura, se esconde un motivo “especial”.

“Estas asociaciones ya deberían haber sacado sus personerías jurídicas. Cuando solicitamos dicha documentación, argumentaron que no tenían plata. Y cuando pedimos que acreditaran su legalidad, ninguna lo hizo”.

No se encuentra alarmdo. “No me precupa esto porque Cochabamba, hasta hoy, no presentó acta de elección ni documentos. Por otro lado, la persona que tomó la representación en Santa Cruz ya terminó su mandato. Pasa lo mismo con La Paz. El que dice ser presidente en Beni  jamás acudió a un congreso extraordinario ni ordinario. No se lo conoce ni por foto. Esto tiene un caracter especial”.

Sobre los 250 dólares mencionó que fue el monto “más conveniente”. “Es un paquete interesante. Hicimos números. Fue ventajoso. El señor Méndez puede decir que el hospedaje cuesta 100 dólares. Es posible conseguir en 50, pero tendrían (los deportistas) que ir a dormir en una plaza”.