Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de julio de 2020
  • Actualizado 10:48

BUSCARÁN REFUERZOS DENTRO DE LA NUEVA REALIDAD FINANCIERA

El Cruzeiro rescinde el contrato de dos jugadores por dificultades económicas

Otros equipos como Flamengo, Palmeiras, Corinthians y Vasco da Gama han reducido la carga salarial de sus plantillas. Todas las competiciones futbolísticas están suspendidas en Brasil desde mediados de marzo.
Futbolistas del Cruzeiro después de una derrota. EFE ARCHIVO
Futbolistas del Cruzeiro después de una derrota. EFE ARCHIVO
El Cruzeiro rescinde el contrato de dos jugadores por dificultades económicas

El Cruzeiro, uno de los equipos más tradicionales de Brasil y que en 2019 descendió a Segunda División por primera vez en su historia, anunció este viernes la rescisión del contrato de Robinho y Edilson ante la delicada situación financiera.

La crisis del coronavirus en Brasil, segundo país con mayor número de contagios (más de 600.000) y tercero en fallecidos (34.000), ha impactado de lleno en las cuentas de los principales clubes del país, algunos de los cuales ya atravesaban por dificultades antes de la pandemia.

El Botafogo de Río de Janeiro también informó que despidió al argentino Mauro Joel Carli.

No obstante, la situación parece ser más acuciante en el Cruzeiro, inmerso en una profunda crisis institucional, económica y deportiva y que culminó con el descenso a Segunda División.

"Infelizmente precisamos llegar a esa decisión extrema. Robinho y Edilson son jugadores victoriosos que contribuyeron con grandes conquistas y se lo agradecemos mucho", subrayó el presidente del Cruzeiro, Sergio Santos Rodrigues.

"Pero la realidad y necesidad de austeridad del Cruzeiro nos impone ese cambio. Uno de los principales compromisos de nuestra gestión es preservar la salud financiera del club y fue lo que motivó la decisión", completó.

La directiva subrayó que estará pendiente del mercado de fichajes para "reforzar el elenco dentro de la realidad" económica actual.

Otros equipos como Flamengo, Palmeiras, Corinthians y Vasco da Gama han reducido la carga salarial de sus plantillas.

Todas las competiciones futbolísticas están suspendidas en Brasil desde mediados de marzo. La Liga, que estaba prevista para comenzar en la primera semana de mayo, sigue sin una fecha definida para su inicio.

Pese a que aún no hay ninguna concreción sobre cuándo retornará el fútbol y sin todavía haber llegado el país al pico de contagios, varios clubes del Campeonato Brasileño han vuelto a los entrenamientos.

Ese ha sido el caso de Gremio, Internacional, Atlético Mineiro y Flamengo, este último incluso sin el aval de la Alcaldía de Río de Janeiro y con positivos por COVID-19 entre los integrantes de la plantilla.