Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:50

Crisis por pandemia amenaza al sueño galáctico

Dos figuras que están en la lista del 13 veces campeón de Europa tienen un valor de mercado de 300 millones de euros, según reflejan los medios españoles.
Kylian Mbappé es una de las apuestas merengues para el futuro. EFE
Kylian Mbappé es una de las apuestas merengues para el futuro. EFE
Crisis por pandemia amenaza al sueño galáctico

El regreso del Real Madrid de los galácticos se ve amenazado por la crisis económica, devenida de la pandemia del COVID-19. Más allá de que varios sectores de la prensa especializada de España deslizaron las posibles contrataciones de las figuras “rutilantes” del momento (Kylian Mbappé y Erling Haaland), el valor de mercado de ambas estrellas alcanza los 300 millones de euros, según Transfermarkt. 

Dicho monto es difícil de alcanzar para el club presidido por Florentino Pérez, que prevé reinaugurar un renovado estadio Santiago Bernabéu en 2022. De acuerdo con lo publicado por el diario AS de Madrid, Hazard, el más cotizado según Transfermarkt (50M€), ha caído en 100 millones desde que llegó a Madrid, y sumando el valor de Rodrygo (45 millones de euros), Vinicius Jr. (40), Marcos Asensio (35), Karim Benzema (25), Jovic (20), Gareth Bale (20), Lucas Vázquez (15), Brahim (14), Mariano (10) y Borja Mayoral (10); entre todos suman un valor de mercado estimado de 284 millones de euros. En un ejercicio de fútbol-ficción, ni canjeándolos todos en estos momentos alcanzarían los fondos para pagar lo que valen Mbappé y Haaland.

El francés de 18 años, campeón del mundo con su selección, generó mucha simpatía en la hinchada merengue y la prensa afín a la Casa Blanca por su sobresaliente actuación en la goleada (1-4) que el Paris Saint Germain le propinó al Barcelona el pasado martes 16 del mes en curso, por la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League.

“El blanco le sienta muy bien a Kylian”, habían expresado varios programas deportivos de la península ibérica. El finalista de la pasada edición de la Liga de Campeones lleva cinco tantos en la presente versión del certamen de clubes más importante de Europa. Tres de esas dianas llegaron en el Camp Nou frente al equipo del cual es capitán el astro argentino Lionel Messi.

El goleador noruego no se queda atrás, puesto que sigue brillando en su equipo, el Borussia Dortmund, al que le aportó dos conquistas en la victoria a domicilio (2-3) ante el cinco veces campeón de Europa League (la última, el 2020) Sevilla.  

Haaland anotó ocho goles en cinco partidos disputados por la Liga de Campeones actual y su nombre sonaba para un arribo incluso más inmediato al denominado “Rey de Europa” por el hecho de que necesitó 13 duelos para alcanzar 18 conquistas. Otras cifras que ubican al ariete en el radar de la escuadra que dirige Zinedine Zidane son las 44 dianas y 10 asistencias, que registró en 40 partidos durante la campaña 2019-2020. En la 20/21, el noruego no ha frenado el ritmo y lleva 25 tantos en 24 compromisos, a sus 20 años.

Sin embargo, toda la algarabía y el entusiasmo se ven amenazados por la crisis económica que azota al mundo entero por la COVID-19. Tras la partida del ícono blanco Cristiano Ronaldo, el Real Madrid nunca pudo llenar ese vacío con otra estrella del mismo peso, ni siquiera un jugador que en proyección pueda igualar o superar lo que hizo el portugués, que celebró cuatro Champions en Cibeles. 

Mbappé y Haaland vienen cumpliendo campañas brillantes en el fútbol de élite tanto a nivel local como en el plano continental y su posible fichaje llena de expectativa a los hinchas realistas. Pero, la falta de recursos económicos por un año entero sin público en las graderías y la bajada de fondos provenientes de patrocinadores colocan una piedra en el camino para regresar al Real Madrid de los galácticos. 

¿Pérez botará la casa por la ventana para que vuelvan “los días de gloria”? ¿Será factible mientras el mundo continúa en una dura crisis económica? Lo cierto es que la frustración no es posible de tolerar mucho tiempo en un club acostumbrado a conquistar trofeos. Las dos temporadas en que la Orejona fue levantada por otras manos (Liverpool y Bayern Múnich) y la posibilidad de que en 2021 le ocurra lo mismo al Merengue pueden ser el impulso que Florentino necesita.