Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 08:12

Arranca la Copa América y Brasil ni se despeina para ganar 3-0 a Venezuela

La Canarinha prevaleció ante una Vinotinto, golpeada por los 12 contagios de COVID-19 con que arribó a Brasilia. Sin el presidente del vecino país, Jair Bolsonaro, el certamen continental dio el puntapié inicial.
Neymar festeja su gol con sus compañeros de la Seleçao en la goleada (3-0) a Venezuela. EFE
Neymar festeja su gol con sus compañeros de la Seleçao en la goleada (3-0) a Venezuela. EFE
Arranca la Copa América y Brasil ni se despeina para ganar 3-0 a Venezuela

La selección brasileña de fútbol, a media máquina, venció hoy domingo por 3-0 a su similar de Venezuela y abrió así la Copa América 2021, torneo que comenzó en medio de polémicas y con la sombra de la pandemia del coronavirus, que ha afectado a varias de las delegaciones participantes.

El zaguero Marquinhos (22'), Neymar (63') y Gabriel Barbosa "Gabigol" (88') sentenciaron la fácil victoria brasileña frente a una tímida selección venezolana que sintió los cambios forzados a última hora por un brote de coronavirus que separó a ocho jugadores un día antes del partido.

Los pupilos del técnico Tite impusieron condiciones desde el pitazo inicial del árbitro uruguayo Esteban Ostojich en el estadio Nacional Mané Garrincha de la capital brasileña. Richarlison, en dos oportunidades, y Éder Militao inquietaron al portero Joel Graterol en los primeros diez minutos, presagiando el dominio local que se mantendría durante todo el partido.

El marcador lo abrió (1-0) a los 22 minutos Marquinhos con un remate de pierna izquierda tras un tiro de esquina cobrado por Neymar, su compañero en el París Saint Germain francés. Brasil terminó el primer tiempo con una mínima ventaja, que contrastó con las oportunidades claras que tuvo: dos goles anulados a Richarlison y un tiro en el palo de "Ney".

En el segundo tiempo las cosas no cambiaron y Nedymar, Richarlison y Gabriel Jesús volvieron a aproximar a Brasil. En el minuto 61, Danilo superó a Luis Del Pino Mago y fue derribado después por Yohan Cumaná. El penalti sancionado por Ostojich fue ejecutado impecablemente por Neymar dos minutos después (2-0).

El tercer gol fue convertido por Gabigol en el minuto 88, tras una combinación de Neymar y Alex Sandro y el artillero del Flamengo definió con un remate cruzado sobre Graterol (3-0). Por este mismo grupo jugarán Colombia y Ecuador esta noche (20:00). Descansa Perú.

En la próxima fecha, el jueves, Brasil y la Blanquirroja se enfrentarán en Río de Janeiro (sureste), reeditando la final de 2019, y Venezuela medirá fuerzas ante Colombia en Goiania (centro).

INSÍPIDA INAUGURACIÓN 

Sin la presencia de las autoridades locales, que serían encabezadas por el presidente, Jair Bolsonaro, y con una insípida inauguración, deslucida a pesar de la falta de público, la Copa América de fútbol dio hoy domingo su puntapié inicial en Brasilia en medio del fantasma de la pandemia.

La entrada a la cancha del trofeo que se llevará la selección ganadora, el video de la canción oficial del torneo: "La gozadera, the official 2021", del grupo cubano Gente de Zona, y unos descoloridos fuegos artificiales marcaron el inicio de la polémica edición de la Copa América.

El "gigante suramericano" acogió la realización del torneo a última hora, después de que Colombia, por problemas de orden público, y Argentina, por la crisis sanitaria del coronavirus, no lo realizaran. La aceptación por parte de Brasil, país con más de 17.4 millones de casos confirmados y 487.000 muertes asociadas a la COVID-19, fue criticada por diferentes sectores políticos y de la sociedad.

Bolsonaro, que abanderó la realización del torneo y había anunciado su presencia en el estadio capitalino, comunicó a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) sobre su ausencia este domingo en la apertura del torneo, sin dar detalles de los motivos.

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogerio Caboblo, máxima autoridad del deporte de multitudes en el país, tampoco estuvo presente porque fue separado temporalmente del cargo por una denuncia de acoso sexual por parte de una de sus secretarias.

Delegados de la Conmebol y del Gobierno del Distrito Federal de Brasilia fueron así los encargados de representar tímidamente a las autoridades deportivas y locales.

A pesar de un rechazo a la realización del torneo por parte de muchos brasileños, una manifestación convocada para protestar en las afueras del estadio no tuvo eco y solo unas cuarenta personas, con letreros en contra de Bolsonaro y la Copa América y a favor de las vacunas anticovid, se presentó al llamado.

Un grupo pequeño de venezolanos residentes en la capital brasileña, con cánticos y banderas en apoyo a su selección, terminaron haciendo más bulla en los alrededores del solitario Mané Garrincha.