Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 00:08

Tras la consagración de atletas no videntes capitalinos y orientales; ahora el objetivo es Venezuela

El equipo cochabambino finalizó su presentación en el torneo de Goalball en el cuarto escalón. Los mejores jugadores conformarán el combinado boliviano para competir fuera.
El partido que enfrentó a Cochabamba y Potosí, por el tercer lugar. DICO SOLÍS
El partido que enfrentó a Cochabamba y Potosí, por el tercer lugar. DICO SOLÍS
Tras la consagración de atletas no videntes capitalinos y orientales; ahora el objetivo es Venezuela

Después de tres días de intensas emociones y gasto físico, llegó ayer a su ocaso el Campeonato Nacional de Goalball 2021 con dos consagrados que no admitieron discusión: los equipos de Chuquisaca (varones) y Santa Cruz (mujeres).

El torneo, concretado por la Asociación Departamental de Deportes para Ciegos y llevado a cabo en el coliseo Evo Morales de Cala Cala, experimentó altibajos en materia de organización, pero los atletas no videntes supieron reponerse a las trabas y cerraron su participación con mucha satisfacción.

Por su lado, el conjunto cochabambino de varones acabó en la cuarta casilla, luego de resignar el tercer lugar con su par de Potosí. En el segundo peldaño concluyó La Paz, que protagonizó la pelea por el título frente a Chuquisaca, aunque no consiguió alzar la copa.

Reimpulsar las actividades en la población no vidente del país ha sido la premisa de los 100 atletas que se sumaron al torneo. Así lo expresó el presidente de la Federación Boliviana de Deportes para No videntes, Fabián Castro.

“Han hecho posible un evento que se veía venido abajo. Teníamos un torneo que, posiblemente, se cancelaba, pero es importante recalcar algo: es nuestro deber reactivar el deporte. Tenemos un enemigo silencioso, la COVID-19, que seguramente no está acá (en el coliseo) porque todos vinimos vacunados. Esto no implica dejar de hacer deporte. Hay que seguir”.

Finalizado el encuentro, lo que sigue es la conformación del seleccionado que representará a Bolivia en Venezuela, en una cita que se prevé entre agosto y septiembre. Elegir a los mejores es el reto.

El campeonato en Cochabamba fue el primer nacional en lo que va de la pandemia.