Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:40

Conmebol amplía lista de buena fe de 30 a 40 jugadores para la Copa

Con el propósito es que los clubes tengan mayores opciones en el banquillo de suplentes. El largo receso por la pandemia expone a los futbolistas a sufrir lesiones musculares.

Los jugadores Juan Pablo Aponte (i) e Ismael Benegas en las prácticas. APG
Los jugadores Juan Pablo Aponte (i) e Ismael Benegas en las prácticas. APG
Conmebol amplía lista de buena fe de 30 a 40 jugadores para la Copa

En reunión virtual de Consejo de Presidentes de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) se resolvió incrementar de 30 a 40 la cantidad de jugadores inscritos en la Copa Libertadores y la Sudamericana, considerando que los futbolistas retornarán a las actividades competitivas luego de tres y hasta cuatro meses de receso por la COVID-19.

La inactividad competitiva en los jugadores deja como una tendencia de lesiones por la exigencia física en el terreno de juego. En ese entendido, la entidad internacional también estableció, en una anterior reunión, que los clubes podrán realizar hasta cinco cambios en un partido oficial.

"En caso de que un club no pueda presentarse a disputar el encuentro por no contar con la cantidad suficiente de atletas en condiciones, perderá los puntos por walkover", indica el organismo en un comunicado.

La Copa Libertadores retomará la competición a partir del 15 de septiembre y la Sudamericana desde el 27 de octubre con todos los protocolos y las medidas preventivas establecidas por la Conmebol y los gobiernos en cada país, como una forma de prevención a la pandemia del coronavirus.

Ambos torneos internacionales quedaron interrumpidos a mediados de marzo por las cuarentenas y cierre de fronteras en varios países de Sudamérica y el mundo.

En ese entendido, la Conmebol aprobó ajustes al protocolo sanitario relacionados a los plazos de entrega de las pruebas de detección del virus, así como aspectos vinculados a la verificación de las condiciones de salud de las personas involucradas en los partidos como los pasa pelotas, paramédicos, policías, camilleros, entre otros.

Asimismo, se creó un equipo de enlace para trabajar directamente con las asociaciones, clubes participantes y autoridades sanitarias de cada país para coordinar detalles relativos a la reanudación de ambos torneos.

Varios clubes que participan en el certamen continental ya retornaron a los entrenamientos y, en algunos casos, están disputando sus torneos locales que les permite agarrar ritmo de competencia.

En el caso de Bolívar y Wilstermann, sus planteles están encapsulados en céntricos hoteles y llevan más de una semana de trabajo físico buscando llegar a la Copa en óptimas condiciones.