Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 06:54

El Clausura boliviano se cobra a seis DT

El Clausura boliviano se cobra a seis DT

Como consecuencia de los malos resultados y, en algunos casos, el peligro de perder la categoría, hasta la fecha 10 del Clausura doméstico rodaron seis cabezas de entrenadores que comenzaron el torneo. El último de la seguidilla fue el uruguayo Julio Fuentes, ahora extécnico de Aurora.
El primero en dejar su plantel fue Eduardo Espinel, quien se separó de su plantilla en agosto, después de que Guabirá cayera contra Real Potosí (3 de agosto). El argentino naturalizado boliviano Víctor Hugo Antelo tomó el mando y los resultados tampoco están de su lado.
El 5 de agosto se conoció que el paraguayo naturalizado boliviano Pablo Escobar no era más el adiestrador de The Strongest. Horas después, la dirigencia comunicaba que el cochabambino Mauricio Soria era su sucesor. El cambio generó mucha tela que cortar, pero después las aguas se calmaron.
El 7 del mismo mes,  Real Potosí presentó a Nicolás Suárez como entrenador interino en sustitución de Fabio Espada. Al argentino, los resultados le dieron la espalda. En los pasados días, los directivos del Lila oficializaron que el exjugador tomaría la posta de manera oficial.
El 3 de este mes se anunció la contratación más explosiva de este torneo. El Royal Pari posibilitó la llegada del colombiano Francisco Maturana. El exmundialista fue contratado en reemplazo del peruano Roberto Mosquera.
Un día después, Destroyers fichó al argentino Carlos Leeb. Tomó la posta de Evandro Guimaraes.
El último en rescindir fue Fuentes.