Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 15:33

Un clásico con previa “secreta” y con capitanes 100% vallunos

Tanto el cuerpo técnico de Wilster como el de Aurora ocultaron sus prácticas finales para el choque de hoy (20:30) en el Capriles. Aunque el torneo recién arranca, van por todo.
Amílcar Sánchez (i), referente principal de Aurora, frente a Edward Zenteno, capitán de Wilster. DICO SOLÍS
Amílcar Sánchez (i), referente principal de Aurora, frente a Edward Zenteno, capitán de Wilster. DICO SOLÍS
Un clásico con previa “secreta” y con capitanes 100% vallunos

Como si de un duelo por la definición de un título se tratase, como si la consigna compartida fuera ir por todo o quedarse con nada, tanto Wilstermann como Aurora eligieron encarrilar las últimas horas de sus ensayos de forma totalmente secreta, como pocas veces solía suceder, incluso, en este tipo de clásicos.

Para el encuentro de esta noche (20:30) en el estadio Félix Capriles, tanto el estratega del Equipo del Pueblo, Julio César Baldivieso, como el DT del Aviador, Cristian Díaz, prefirieron definir sus oncenos sin espías ni cámaras de los medios de comunicación. Esto, en procura de una posible victoria que sirva para exaltar los ánimos de dos planteles que, aunque recién abren su paso por el torneo Apertura, no quieren ceder unidades, mucho menos el orgullo, el honor y el respeto de dos hinchadas que suelen ser exigentes y resultadistas.

Se trata de un “libro nuevo” para los dos frentes. Atrás quedó la presión alta que sufrió el Celeste en el campeonato Clausura de la temporada anterior, cuando cerca estuvo de poner en peligro su permanencia en la División Profesional. Esto, por la escasa sumatoria de puntos (24 enteros) y porque en su espalda recayó una demanda interpuesta por Bolívar debido al planteo de jugadores juveniles en el Hernando Siles.

El Rojo también comienza a hojear una “obra inédita”. Sin embargo, a diferencia de su archirrival, viene de un 2019 que fue muy bondadoso con sus aspiraciones coperas, pues se coronó campeón tras una lucha reñida con The Strongest y Bolívar.

Independientemente de los antecedentes con los que se planta cada uno, los clásicos siempre son eso, clásicos.

El conjunto de Baldivieso se estaciona en la tercera fecha del Apertura con tres unidades. Se estrenó en el torneo con una goleada que invitó a soñar ante Real Potosí (4-0), el 22 de este mes, y sufrió un tropezón (1-0) frente a Always Ready, el sábado pasado, en El Alto.

Fue una semana complicada al interior del club, que calificó la actuación arbitral en el estadio alteño como “aberrante”. De hecho, apuntó contra el juez Carlos Arteaga y exigió que reconociera su “equivocación” (al equipo le anularon un gol) de forma pública.

La dirigencia celeste, liderada por Jaime Cornejo, llegó, incluso, a sugerir que el fútbol nacional incorpore una suerte de VAR (Videoarbitraje) “casero”, con un monitor de TV al costado de la cancha.

Existe un factor en común entre ambos frentes: cuentan con capitanes 100% cochabambinos. El Celeste es comandado por Amílcar Sánchez y el rival, por el experimentado Edward Zenteno.

Situación poco dada en el balompié local, que suele tomar como referentes a futbolistas internacionales.

En el arco estará David  Torrico, mientras que el colombiano Alonso Sánchez, quien ya debutó con Aurora, podrá repetir en la zaga central. Lo más probable es que el mediocampista Marcelo Aguirre y el delantero cruceño Yasmani Duk se estrenen con la camiseta del Equipo del Pueblo. Ambos han sido anunciados como fichas para optimizar sus filas y la afición espera mucho de ellos. Duk podrá hacer dupla ofensiva junto al salvadoreño Erick Rivera.

Por el lado del Hércules de Díaz, las cuentas parciales no van del todo bien. El debut del campeón se dio con una caída ante Nacional Potosí (1-0). En la fecha 2 revirtió su suerte y se quedó con los tres puntos (1-0) frente a Guabirá, aunque ni el resultado ni el desenvolvimiento del grupo convencieron.

Sobre todo, la crítica por parte de algunos simpatizantes pasa por las dudas con respecto al calibre con el que el Rojo afrontará sus encuentros de la Copa Libertadores (la fase de grupos arrancará en marzo).

La buena noticia al interior del cuerpo técnico es que, para el clásico de la fecha, dispondrá de los 30 jugadores. Ya todos están habilitados, entre ellos, el volante Jorge Ortiz.

El sub 20 que posiblemente volverá a ser parte del onceno será Marcos Rosales. Didí Torrico también arrancará como titular.

Por su parte, la dirigencia de Aurora, club que fungirá como dueño de las recaudaciones, anunció la disponibilidad de 23 mil entradas. La venta comenzó el miércoles y continuará hoy en las boleterías del estadio y también en el complejo de la laguna Alalay (de 8:30 a 18:30).

Desde que Aurora retornó a primera en 2017, ambos elencos se vieron las caras en ocho ocasiones: seis de ellas terminaron con victoria para el Hércules, mientras que una sola favoreció al clásico rival.