Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 18:40

El campeón inicia la defensa de corona

Chile rivalizará hoy (19:00) ante el invitado Japón. Los trasandinos quieren un título más en su galería.
El campeón inicia la defensa de corona


 La selección de Chile iniciará hoy (19:00) la defensa de la corona de campeón de la Copa América frente a Japón, uno de los invitados al torneo y que llega a Brasil con una plantilla extremadamente joven con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El duelo del grupo C, que se disputará en el estadio Morumbí de Sao Paulo, será un choque de estilos y filosofías entre los chilenos, el equipo más veterano con una media de edad que supera los 28 años, y los nipones, que son los benjamines.

Chile aspira a que los galones y la veteranía se impongan al desparpajo y la irreverencia de Japón, que busca curtir a los muchachos que disputarán los Juegos Olímpicos el año que viene.

Los títulos obtenidos en 2015 y 2016 colocan a la Roja el cartel de aspirante al triunfo en Brasil, aunque esta Copa América encuentra a Chile en una etapa de redefinición.

El fracaso por la ausencia del Mundial de Rusia abrió la caja de los truenos. El argentino Juan Antonio Pizzi dejó el equipo y asumió el mando el colombiano Reinaldo Rueda con el encargo de explorar el rejuvenecimiento de la plantilla y lograr la clasificación al Mundial de Catar 2022.

Pero el equipo comenzó a resquebrajarse antes de que el colombiano llegara a Chile. Claudio Bravo, histórico arquero y capitán de la Roja más exitosa, rompió relaciones con el núcleo del plantel a raíz de una polémica en la que intervinieron su esposa y su suegra.

Rueda convocó a Bravo para sus primeros amistosos, pero el jugador del Manchester City no quiso ir, una decisión que selló definitivamente su suerte en la selección.

El colombiano emprendió entonces la ardua misión de hallar jugadores jóvenes que pudieran hacerse un lugar en la Roja del futuro. Llamó a un sinfín de futbolistas del torneo local, de la amplia legión que milita en México y de otros rincones del mundo, pero los resultados fueron poco alentadores.

Al final, la selección chilena mantiene buena parte de la estructura de años pasados, aunque los principales referentes ya superan la treintena.

La responsabilidad recaerá nuevamente en Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez, que contarán con la valiosa ayuda de otros jugadores destacados como el centrocampista Charles Aránguiz y el ariete Eduardo Vargas, máximo artillero en las copas de 2015 y 2016.

Entre las nuevas incorporaciones de Rueda cabe destacar al zaguero Guillermo Maripán, del Alavés español, y al volante Erick Pulgar, del Bolonia italiano.

El dolor de cabeza para el técnico es el estado de salud de Alexis, que se incorporó a la Roja renqueante de una herida en el tobillo. El Niño Maravilla saldrá de titular, pero aún no se sabe si aguantará todo el partido o deberá ser sustituido.

La selección japonesa es uno de los grandes enigmas de esta Copa. El entrenador Hajime Moriyasu ha mantenido a un puñado de los futbolistas que disputaron el Mundial de Rusia y abundan jugadores jóvenes que disputarán los Juegos Olímpicos de Tokio.

Hay que ver si los nipones pagan la novatada ante un rival curtido en mil batallas o si sorprenden a todo un campeón de América.

Moriyasu ha mantenido en hermetismo total el equipo que tiene en mente para el debut en el torneo. Si juega, todos los ojos se posarán en el volante Takefusa Kubo, la perla del fútbol nipón y flamante fichaje del Real Madrid para su segundo equipo.