Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 25 de septiembre de 2020
  • Actualizado 03:33

Camacho: “Estamos decididos a exigir el 100% de marzo. Esperamos que la dirigencia de Aurora entienda”

El jugador, de 21 años, afirmó que el plantel no cederá en cuanto a dicho mes y pedirá la totalidad de marzo, abril y mayo para los chicos sub 20 que cobran menos.
 
Daniel Camacho, jugador de Aurora.
Daniel Camacho, jugador de Aurora.
Camacho: “Estamos decididos a exigir el 100% de marzo. Esperamos que la dirigencia de Aurora entienda”

Los jugadores de Aurora se mantienen firmes en la exigencia de cobrar la totalidad de la cuota correspondiente a marzo y consideran que “no es justo” que los futbolistas Sub 20 que perciben montos menores también sufran descuentos en sus salarios. Eso resumió Daniel Camacho, jugador del Equipo del Pueblo. 

Camacho, enfocado en rendir con la camiseta celeste, aseveró que tanto él como sus compañeros confían en la comprensión de la directiva aurorista con relación al abono de los salarios de marzo, mientras que todo es negociable y sujeto a reducción en cuanto a abril y mayo.

Cumple con los ejercicios dirigidos por Julio Baldivieso desde La Paz, donde se encuentra junto a su familia. Sabe que volverá a contar con la chance de jugar fuera de Bolivia. Trabaja para ello. “Después, te das cuenta que las lesiones son parte del fútbol. Uno nunca sabe y todo pasa por algo”, analizó.

P: A ustedes se les vino abajo la rutina habitual, ¿cómo lo asumes?

R: Todo el mundo está sufriendo esta pandemia. Nosotros, un poquito más, porque estamos acostumbrados a entrenar a diario y a estar moviendo el físico. Pierdes la forma física y es complicado.

P: No hay que descuidar el peso, ¿tienes tendencia a subir o a bajar?

R: Eso viene con la alimentación y con lo que uno es profesional. Yo estoy bien, sin problemas, pero cuesta más cuando no tienes la intensidad de los entrenamientos habituales.

P: Estar cerca de la heladera no colabora…

R: También está eso, sinceramente. No estás muy lejos de la realidad, pero uno debe ser profesional. Tenemos trabajos que manda el preparador físico del club. Todos los días entrenamos en casa. No es lo mismo que hacerlo en el campo, con los compañeros, pero es algo. Yo estoy en La Paz y entreno en el living. Hay que adaptarse.

P: ¿Han podido hablar algo, de forma individual, con la dirigencia?

R: Está en manos, ahora mismo, de los capitanes. Nos encontramos al pendiente de lo que nos informen, pero creo que van a comenzar las negociaciones. Dios quiera. 

P: ¿Crees que habrá buenas luces pronto?

R: Creo que sí, que va a haber comprensión de parte de la dirigencia y de parte nuestra. Sabemos que debemos ceder desde abril, ¿no? Marzo no es negociable porque lo trabajamos. Vamos a exigir el 100%, pero de ahí en adelante sí cederemos un poco. Son 10 cuotas las que acordamos. Estamos todos convencidos de que tendría que ser el 100% y esperamos que la dirigencia entienda. En el equipo hay bastantes chicos y sub 20 que no gozan de los sueldos más elevados. Debemos exigir que, por lo menos para ellos, todos los meses sean al 100%. Si lo divides en porcentaje para todos por igual, no va a ser justo.

P: ¿Les pagaron febrero?

R: Sí. La mitad, si no me equivoco. Y vamos arreglando para que nos completen en estos días, pero es más accesible ese tema. Marzo es el que estamos en disputa. 

P: En octubre de 2019 había surgido una oportunidad de afuera. Las cosas no se dieron, pero nunca falta esa chance…

R: El interés estaba ahí porque el momento que pasaba era muy bueno, pero lastimosamente sufrí una lesión bastante dura en mi rodilla que me dejó inactivo casi cuatro meses. 

P: ¿Lo tomaste como algo fortuito? 

R: Los primeros días y semanas suelen ser más duros, pero después te das cuenta de que las lesiones son parte del fútbol. Uno nunca sabe, todo pasa por algo. Con el apoyo de la familia y del equipo pude ponerme fuerte.