Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de junio de 2022
  • Actualizado 00:17

Bravo, con título Kukkiwon

Abel Bravo ensaya una patada “de altura”.        NOÉ PORTUGAL
Abel Bravo ensaya una patada “de altura”. NOÉ PORTUGAL
Bravo, con título Kukkiwon

El taekwondista cochabambino Abel Israel Bravo Mercado, cinturón negro cuarto dan, se constituye como el primer valluno con el título Kukkiwon que otorga la Federación Internacional de esta especialidad deportiva.

El deportista logró este título luego de cumplir con los seminarios que se realizaron en 2021, desde enero a septiembre, para luego finalizar el curso en Corea del Sur.

“Estoy muy contento por ser el único cochabambino con este título. En el país ya somos cinco instructores con este título que otorga el máximo ente del Taekwondo.

“Los cursos fueron teóricos y prácticos. Este certificado me da la validez de que sí estoy capacitado para enseñar a los alumnos y la ejecución de los movimientos antes de ir a las prácticas”, dijo.

Bravo, al ser cinturón negro y cuarto dan, ya se constituye en un instructor en el país, pero con este certificado tiene el aval a nivel mundial.

“Esto motiva a seguir mejorando cada vez más. Estoy 21 años en el Taekwondo y en este curso he aprendido varias cosas”, manifestó el cochabambino.

Recordó que dio sus primeros pasos en esta disciplina deportiva porque un familiar abrió su escuela de Taekwondo y, al tener una familia numerosa, todos fueron parte de esta “aventura” que hoy deja satisfacciones para Abel y la Llajta.

“Ahora yo tengo mi escuela y tenemos estudiantes desde los tres años para adelante. El objetivo es masificar este deporte que forja el carácter y la disciplina”, dijo.

Bravo, además de ser un destacado deportista, se tituló como asistente de vuelo y se postuló para trabajar en una empresa aérea en el país.

Espera consagrarse como profesional y buscar mejores horizontes en el deporte y en el trabajo.