Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de abril de 2020
  • Actualizado 09:47

El boliviano Cejas, en un cara a cara intimidante con el japonés Seido

Cejas, de Riberalta, superó esta mañana el pesaje, en una previa cara a cara con su exponente que se “calentó” debido al calibre de cada uno.
El boliviano Cejas, en un cara a cara intimidante con el japonés Seido

El peleador boliviano Henrry Cejas se subirá mañana al ring para medirse con el japonés Seido, en el Rizin.21, el combate que se catapultó a lo más alto del kick boxing en suelo nipón.

Cejas, de Riberalta, superó esta mañana el pesaje, en una previa cara a cara con su exponente que se “calentó” debido al calibre de cada uno.

En medio de un espectáculo, los dos competidores avisaron sobre sus intenciones de campeonar a través de sus gestos intimidantes, sobre todo el peleador asiático, que ni bien fue presentado se animó a lanzar una sonrisa ganadora, como de quien se sabe victorioso de antemano.

"Recuerdo que comencé a entrenar porque quería ganar el Heat. Fue el sueño del principio. Ahora que lo cumplí, lo que sigue es pelear con los mejores en el Rizin", relataba el boliviano, en una entrevista anterior con OPINIÓN.