Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:26

Bolivia tiene la dura misión de sumar frente a Uruguay

La Verde está obligada a recuperar los puntos perdidos en La Paz frente a los Charrúas (18:00), en Montevideo, por las Eliminatorias Sudamericanas al Mundial de Catar 2022.
Los futbolistas de la Selección Nacional realizan una sesión de entrenamiento, premio a un cotejo oficial. EFE
Los futbolistas de la Selección Nacional realizan una sesión de entrenamiento, premio a un cotejo oficial. EFE
Bolivia tiene la dura misión de sumar frente a Uruguay

Bolivia vuelca la página y se concentra en el partido que debe encarar esta tarde (18:00 hora boliviana) frente a Uruguay, en el estadio Campeones del Siglo, en Montevideo, por las Eliminatorias al Mundial de Catar 2022.

Los dirigidos por César Farías tienen el propósito de rescatar los puntos que perdieron ante Colombia (1-1), el pasado jueves en el estadio Hernando Siles.

El entrenador venezolano no podrá contar con los jugadores Diego Bejarano y Carmelo Algarañaz. El lateral de Bolívar sufrió una lesión que lo dejaría fuera de las canchas un mes, aproximadamente; mientras que el delantero de Always Ready fue expulsado ante los cafetaleros.

Bolivia tiene la necesidad de sumar si quiere mantener sus aspiraciones de luchar por una plaza al Mundial que, por el momento, tiene como favoritos a Brasil (21 puntos), Argentina (15) y Ecuador (12), luego de siete fechas.

La delegación nacional se encuentra en Montevideo desde el viernes por la mañana. El plantel realizó sus sesiones de entrenamiento en el estadio Luis Franzini con la misión de corregir errores y potenciar el sistema de juego.

En el grupo fue incluido el volante Alejandro Chumacero de quien se dijo que estaba lesionado, aunque no hubo un reporte claro sobre la gravedad de la lesión, pero no fue parte del cotejo contra el combinado cafetalero.

Además, ya están a disposición del técnico Farías los jugadores Leonel Justiniano, quien cumplió un partido de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, y Henry Vaca, que también estuvo fuera por expulsión.

La Verde solo tuvo dos días para recuperar a los futbolistas, esto debido a la proximidad de los partidos programados por la FIFA.

El objetivo es duro, el esfuerzo debe ser grande y la ilusión de los aficionados bolivianos es grande porque hace más de 28 años que la Verde no conquista un triunfo en condición de visitante.

Por su parte, el combinado Charrúa llegará motivado al compromiso luego del valioso empate que logró ante Perú (1-1), en el estadio Nacional de Lima.

El plantel dirigido por Óscar Tabárez tiene el objetivo de mantenerse en la zona de clasificación al campeonato mundial.

El Maestro adelantó que mantendrá la misma estructura del plantel y el sistema de juego para buscar la diferencia en el marcador desde el minuto inicial, ante un rival que tiene la “necesidad de recuperar” los puntos que dejó escapar en La Paz.