Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 17 de octubre de 2019
  • Actualizado 06:53

Bolivia se derrumba en el segundo tiempo y recibe una paliza en Ecuador

Bolivia se derrumba en el segundo tiempo y recibe una paliza en Ecuador

La Selección Nacional mantuvo la postura durante los primeros 45 minutos cuando cerró las acciones con un empate en blanco frente a Ecuador la noche de este miércoles, en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, en Cuenca. En el complemento, el elenco verde se derrumbó por descuidos en la defensa y sufrió una derrota (0-3).
El segundo ciclo del director técnico, César Farías al mando del seleccionado Absoluto comenzó con una caída a causa de la falta de oficio en la zona defensiva cuando el cuadro pretendía arrancar los segundos 45 minutos con una faceta volcada hacia la ofensiva sin la presión de tener el marcador en contra desde temprano.
Durante el período inicial, el Equipo de Todos mantuvo a raya a Ecuador con un fútbol ordenado en el medio sector y ejerciendo presión en todos los sectores. Esa disciplina ayudó bastante a los propósitos bolivianos; sin embargo, este trámite condujo el partido a un ritmo pausado con errores en la entrega y el dominio de la pelota.
Hubo entrega de parte de los futbolistas de Bolivia que sirvió para cubrir las fallas técnicas y tácticas. Con esa actitud, el plantel verde tuvo una ocasión de gol con un disparo de Jhasmany Campos que fue hacia el cuerpo del arquero Johan Padilla. Hubo otro intento de Raúl Castro y Alejandro Chumacero que salieron desviados.
El primer tanto fue anotado por Michael Estrada, a los 59´, con una definición de cabeza tras un servicio de Mario Pineida, aprovechando que la defensa estaba mal ubicada. Bolivia quiso volver a tener la cuenta igualada. Estaba direccionando su juego, pero la falta penal sobre Gonzalo Plata fue un golpe difícil de asimilar. Junior Sornoza convirtió desde el punto penal el 2-0 a los 72´.
Bolivia quiso estrechar la diferencia pese a la diferencia en la cuenta, tuvo acercamientos sobre el pórtico de Padilla. Pese a las modificaciones, seis en total por ser un amistoso, siguió la actitud del plantel, pero se fue esfumando el fútbol y Ecuador tuvo la virtud de golpear con velocidad y fuerza.
En los minutos finales, el Tricolor aprovechó los descuidos en el reinició de juego con saque de banda de Bolivia para convertir la tercera conquista. A los 86´, Plata habilitó a Alexander Alvarado para que cierre el triunfo.