Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de junio de 2021
  • Actualizado 11:51

Bolívar supera al Santo sin convencer en el Siles

La eliminación de la Copa Sudamericana dejó anímicamente golpeados a los jugadores de la Academia que no expusieron un fútbol vistoso ante San José (2-0).
Una acción del partido que disputaron las representaciones de Bolívar y San José. APG
Una acción del partido que disputaron las representaciones de Bolívar y San José. APG
Bolívar supera al Santo sin convencer en el Siles

Bolívar superó a San José (2-0) sin convencer y sin exponer un buen fútbol en el estadio Hernando Siles. Con la victoria el equipo paceño acortó distancias con los líderes del certamen.

El mal de copas se apoderó del equipo paceño y demostró que debe mejorar su sistema de juego y el aspecto físico. Los comentaristas paceños manifestaron que los jugadores de la Academia “perdieron la brújula, no muestran ambición y juegan por cumplir” con la programación.

En la víspera, los jugadores celestes dejaron el terreno de juego en medio de la silbatina de los hinchas que se quedaron con el sabor a poco, por la propuesta futbolística del local. 

Al parecer la desclasificación de la Copa Sudamericana afectó emocionalmente a los futbolistas.

El técnico Walter Flores terminó observando el encuentro con la interrogante de “qué le está pasando con su equipo”, pues no logró plasmar el trabajo en cancha.

Los santos una vez más jugaron el Apertura con equipo incompleto, no pudo ser parte del match el capitán Rodrigo Vargas, quien fue expulsado en la fecha anterior.

Los goles de Bolívar fueron convertidos en el primer tiempo, minuto 15, por intermedio de Víctor Ábrego, quien con un cabezazo sorprendió a la defensa del equipo orureño (1-0).

Erwin Saavedra convirtió un golazo de pelota quieta, el jugador acomodó la pelota y con remate de derecha mando el esférico al fondo de las redes y dejó sin posibilidad de reacción al arquero visitante, a los 40 minutos (2-0).

La segunda etapa el juego es intrascendente, sin ambición, con pocas llegadas, con hombres celestes que parecían casados ante un rival que tampoco propuso muchos argumentos para sumar.