Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 13:00

Bolívar sucumbe ante Audax Italiano en Chile

La Academia se perdió el partido en los minutos finales por errores defensivos y la expulsión del arquero Javier Rojas.
Los jugadores de Audax Italiano celebran el gol que anotaron ante Bolívar, en el estadio San Carlos de Apoquindo. EFE
Los jugadores de Audax Italiano celebran el gol que anotaron ante Bolívar, en el estadio San Carlos de Apoquindo. EFE
Bolívar sucumbe ante Audax Italiano en Chile

La presencia y solvencia futbolística de Bolívar en los torneos internacionales no lo acompañan este año y  nuevamente sumó una derrota, ahora en el marco de la Copa Sudamericana. 

En la víspera cayó frente al Audax Italiano de Chile (2-1), en el estadio San Carlos de Apoquindo, por errores que cometió la última línea de juego y terminó el cotejo con 10 hombres debido a la expulsión del arquero Javier Rojas por una falta.

Bolívar se acercó a la victoria en condición de visitante por el dominio que tuvo en el partido que le permitió acumular ocasiones de peligro y colocar en aprietos a los itálicos con la presión ejercida desde la mitad de la cancha hacia delante.

Una mala reacción defensiva de Jorge Flores dio inicio a la jugada del gol de los chilenos que siguió con un pase hacia la posición de Nicolás Orellana, quien definió con un remate de pierna derecha, a los 15.

La voluntad de reacción de los bolivaristas se levantó de inmediato, sacando de sus planes a los locales y dos minutos después un derechazo desde fuera del área de Marcos Riquelme exigió al arquero José Devecchi.

El volumen ofensivo del cuadro de Tembladerani limpiaba los obstáculos. Con esa flexibilidad en el desplazamiento pudo superar la marcación, en una de esas proyecciones Jorge Flores fue derribado dentro del área y el árbitro argentino Fernando Espinoza sancionó la falta penal.

Desde los 12 pasos, Erwin Saavedra encaró a Devecchi con un disparo enviando la pelota hacia la derecha del guardameta que no alcanzó a desviar el potente remate a los 22.

El volante pasó a ser una pieza desequilibrante con su trabajo ofensivo, infiltrándose entre los oponentes hasta llegar a fondo y buscar el complemento de sus compañeros. De esa manera, Bolívar incrementó su presencia en el ataque y las oportunidades comenzaron a aflorar con Riquelme, Anderson Cruz y Álvaro Rey como los puntales.

Cuando el tanto de visitante se asomaba, a los 84 el cuadro chileno consiguió el gol de la victoria con un remate de cabeza de Jesús Ramírez dentro del área, ganando con fuerza en el salto al adversario, tras un servicio enviado desde la derecha (2-1).