Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 02:25

Benzema pone al Real Madrid en la final tras superar al City

El cuadro Galáctico remontó a un Citizen  que cayó en la parte final (3-1), en el Santiago Bernabéu. El Merengue buscará su título 14 de la Champions frente al Liverpool inglés.
Karim Benzema festeja el gol de la clasificación en el Bernabéu. CLUB REAL MADRID
Karim Benzema festeja el gol de la clasificación en el Bernabéu. CLUB REAL MADRID
Benzema pone al Real Madrid en la final tras superar al City

Real Madrid protagonizó una nueva remontada para la historia, con un doblete, en un minuto del tiempo añadido, de Rodrygo y el tanto de penal de Karim Benzema en la prórroga que le dio el billete a la final en una jornada mágica de una Champions inolvidable para el Santiago Bernabéu.

En la Liga de Campeones, el Galáctico se asomó en varias ocasiones al abismo, pero los dirigidos por Carlos Ancelotti supieron sacar fuerza, garra y ese ADN que solo un “grande” puede hacerlo. Pese a jugar en un Bernabéu encendido como nunca, su plan fue Federico Valverde para llegar con vida al momento decisivo para buscar su corona 14 de su historia.

Por su parte, Pep Guardiola llegó con un estilo que suele dañar al Real Madrid y que ha logrado inculcar en un equipo inglés. Lo vivió como futbolista en el Barcelona y lo sembró como técnico en una época difícil de igualar. Desde ahí su reto es ganar la Champions con otro club y una vez más se quedó con las ganas.

Los Citizens manejaron el balón y jugaron al ritmo de Bernardo Silva, con dos extremos abiertos para generar espacios a un equipo que corre tras la pelota. También quiso dominar el “antifútbol”, como ya demostró en el Metropolitano, con sus pérdidas de tiempo para frenar el ímpetu del Merengue.

El equipo de Ancelotti tuvo dificultades para salir con claridad, fue asfixiado en la presión ordenada del City, sobre todo en la primera etapa. Parecían atrapados en una tela de araña que provocó los continuos errores de los defensas en la salida. Solo la velocidad, asociada a la calidad en el regate, de Vinícius.

Los del Real Madrid intentaron romper la defensa de los ingleses con jugadas de contragolpe, pero no tuvieron éxito porque Benzema y Vinícius Junior no podían pegarle con solvencia a la pelota.

Para derrotar el estilo Guardiola no bastaba con corazón, que exhibió en el Etihad, careció el equipo de Ancelotti hasta el último suspiro de una segunda parte en la que protagonizó el cambio de identidad esperado.

Son los contrastes de Karim, Luka Modric y “Vini”, quienes tuvieron posibilidades de concretar, pero perdonó tras un mal control de la pelota y de dirección. No había acierto, pero el panorama ya había cambiado.

Bernardo Silva superó a la defensa rival y envió una asistencia a Riyad Mahrez, quien superó al portero Courtois. Fue un puñal que habría herido de muerte al Merengue, a los 73 minutos.

Parecía que el resultado era adverso para el Madrid, pero cuando se jugaban los 90 minutos, Rodrygo anotó el gol de la esperanza y el sacudón para el Manchester City que no entendía lo que había ocurrido.

Dos minutos después (92), Rodrygo hizo vibrar a los más de 60 mil aficionados en el Bernabéu porque forzaba los 15 minutos por lado de la prórroga.

En el primer tiempo de la prórroga la perdonó Benzema y a la segunda fue derribado por Rubén Dias, que llegó tarde y cometió penal. El capitán y goleador de la Champions no perdonó, Benzema anotó el tanto del boleto a la final, a los 95.

Real Madrid llevó el partido a su terreno, dejó pasar los minutos y Courtois salvó con su habitual parada salvadora el tanto, en un remate de Fernandinho solo en el segundo palo, que habría provocado los penales.