Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 21 de septiembre de 2020
  • Actualizado 21:06

Becas de Solidaridad Olímpica se reducirán a dos para Bolivia desde septiembre

De las seis subvenciones económicas que tenía el país ahora quedará reducida para aquellos deportistas “con posibilidades reales de clasificación (2)”, debido a la postergación de los Juegos de Tokio para julio y agosto del próximo año.

Fabricio Pinto, tesorero del Comité Olímpico Boliviano, en un gimnasio.  ARIEL GUZMÁN
Fabricio Pinto, tesorero del Comité Olímpico Boliviano, en un gimnasio. ARIEL GUZMÁN
Becas de Solidaridad Olímpica se reducirán a dos para Bolivia desde septiembre

Bolivia era uno de los países que contaba con seis becas de apoyo económico provenientes de Solidaridad Olímpica para deportistas que tenían posibilidades de acceder a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero debido a la postergación para el siguiente año y las políticas de austeridad de los organizadores y del Comité Olímpico Internacional (COI) determinaron reducir el número de participantes y también las subvenciones.

El tesorero del Comité Olímpico Boliviano (COB), Fabricio Pinto, informó que en pasados días recibió un comunicado manifestando la reducción del número de becas para el país y, de forma inmediata, esta entidad realiza el análisis técnico para establecer la lista de los deportistas beneficiados.

“Al postergarse por un año los Juegos, llegó una nota ampliando las becas, pero solo para los deportistas que ya han clasificado o que tienen opciones reales de acceder al certamen. De los seis becados en Bolivia dos tendrían casi reconfirmada la reprogramación para el siguiente año, pero se harán las gestiones para que el cupo se amplíe a cuatro”, dijo el directivo.

El directivo explicó que el COB conformó una Comisión de Evaluación compuesta por Marco Antonio Luque (Federación de Atletismo) y Graciela Jurado (Federación de Triatlón), quienes realizan el “análisis técnico de los deportistas” y junto al departamento técnico del Comité Olímpico harán la evaluación de los atletas bolivianos.

“Ellos brindarán un informe, el cual será enviado a Solidaridad Olímpica y esta entidad nos dará una respuesta favorable o negativa. Considero que esta documentación se debe entregar en julio para que en agosto se haga el análisis y desde septiembre arranque la beca”, acotó Pinto.

Hasta el momento, los deportistas que son beneficiados por las becas olímpicas son: Karen Tórrez, Jaime Quintanilla (natación), Alejandro Gómez (ciclismo), Ángela Castro, Ronald Quispe (atletismo) y Rudolf Knijnemburg (tiro deportivo). Cada atleta recibe 1.000 dólares mensuales que está destinado a su preparación y la asignación es de forma directa hasta agosto de este año.

“Los recursos llegan al país cada cuatro meses, entonces ellos reciben 4.000 dólares, pero deben presentar un descargo financiero y técnico del gasto de esos recursos. Toda esa documentación es enviada a Solidaridad Olímpica y esta entidad revisa esos informes y luego de verificarlos realizan el desembolso”, explicó el directivo.

Pinto explicó que, por el momento, no enviaron el informe de gastos porque “un atleta  no presentó su descargo financiero” y, además, está paralizada la revisión a nivel internacional. Considera que para esta semana regularizar

án esta situación para que los deportistas puedan recibir los recursos.

“También tenemos que realizar la consulta de cómo será el tratamiento económico durante los meses que se paralizaron las actividades competitivas y de preparación por la pandemia. Sabemos que los atletas, en contra de su buena voluntad, han estado forzados a paralizar sus entrenamientos”, asegur

ó el dirigente, quien espera contar con cuatro becas para el beneficio del deportista boliviano.

BECARIOS

El cruceño Rudolf Knijnemburg (tiro deportivo) aseguró que los de Solidaridad Olímpica “no están obligados a apoyar” y se comprende la situación que se generó a raíz de emergencia sanitaria en el mundo que obligó la postergación de los Juegos.

El tirador aseguró que “siempre estará dando lo mejor para lograr la beca”, pero en caso de que otros deportistas bolivianos estén mejor que él “tiene todo el derecho de ser beneficiados” por la entidad.

Por su parte, el marchista Ronald Quispe, lamentó la determinación de Solidaridad Olímpica porque considera que es una forma de motivar a los deportistas para lograr un alto nivel competitivo. Además, explicó que no recibió los recursos desde agosto de 2019.

“No creo que sea apropiado reducir el número de becas. La determinación de los organizadores y del COI de reducir el número de atletas participantes nos afecta de forma directa”, dijo el marchista, quien se encuentra entrenando en la población de Achacachi, donde realiza sus entrenamientos de forma cotidiana.