Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 12 de agosto de 2020
  • Actualizado 19:58

Barça aún respira y manda al Espanyol a Segunda División

Con el tanto marcado por Luis Suárez, a los 56 minutos, Barcelona sigue con posibilidades de luchar por el título de LaLiga, pero ese tanto del jugador uruguayo sentenció a los blanquiazules a perder la categoría como sucedió en 1993.
Los jugadores del Espanyol con lágrimas en los ojos lamentan el descenso de categoría. EFE
Los jugadores del Espanyol con lágrimas en los ojos lamentan el descenso de categoría. EFE
Barça aún respira y manda al Espanyol a Segunda División

En un partido poco lucido, el Barcelona continúa en la carrera por el título después de la victoria conseguida ante el Espanyol (1-0) por medio de un tanto de Luis Suárez que condena a los blanquiazules a Segunda División. Al certamen le restan tres fechas más, pero el Culé debe esperar el resultado que logre mañana Real Madrid frente al Alavés.

Después de un partido muy plano en el primer tiempo, todo cambió en los primeros minutos de la segunda mitad, con dos expulsiones (Ansu Fati y Pol Lozano) y el tanto de Luis Suárez.

Ante la capacidad de crear, destrucción; frente a la posibilidad de buscar espacios, densidad de futbolistas. Y así una y otra vez. El Barça se estrelló durante muchos minutos contra el trolebús dispuesto por Rufete, pero no solo eso, porque los blanquiazules se sintieron cómodos con el papel de invitados y fueron los que tuvieron mejores ocasiones para abrir el marcador.

Mantuvo Quique Setién el dibujo que había transformado las dudas de su equipo en un maravilloso partido en Villarreal, con el único cambio de Rakitic que entró por Arturo Vidal, pero enfrente se encontró con un rival que sabía que hoy tocaba perseguir sombras, achicar espacios y correr a la contra.

De hecho, la primera gran ocasión nació de una recuperación, un pase en largo de Marc Roca y un uno-contra-uno de Adrián Embarba frente a Marc André ter Stegen. El alemán estuvo impecable y salvó a su equipo en el minuto 10.

Messi, buscó con balón parado y puso a prueba a Diego López y el balón paso cerca del travesaño. La mejor ocasión de los azulgrana fue en un pase filtrado de Griezmann sobre Suárez, que el uruguayo no acertó.

Hasta el final del primer tiempo, el guión del partido se mantuvo inalterable. El Espanyol exploró acciones a la espalda de la defensa del Barça y creó mucho peligro, como en una acción en la que Dídac Vilà (min.44) disparó contra el palo, en la mejor ocasión del primer tiempo.

El 0-0 con el que se llegó al descanso dejaba a los dos equipos huérfanos de objetivos, no valía a ninguno de los dos: al Barça porque se le escapaba definitivamente el tren de LaLiga; y al Espanyol porque se consumaba su descenso.

En el complemento y con espacios, el Barça se sintió más libre y tres minutos después, Luis Suárez puso el 1-0. Fue en una acción de Griezmann sobre Messi y un balón que el uruguayo encontró dentro del área y batió a Diego López (56 minutos).

Un par de remates de Raúl de Tomás (77 y 90) y otro de Bernardo estuvieron a punto de acabar con las aspiraciones del Barça, pero ahí acabó todo. Los de Quique Setién sumaron una triste victoria y el Espanyol se va a segunda, donde jugó por última vez en la temporada 1993-94.