Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 15:19

Averina copa todos los podios

La rusa Dina Averina, en una de sus presentaciones.
La rusa Dina Averina, en una de sus presentaciones.
Averina copa todos los podios

La rusa Dina Averina logró ayer, en Bakú, su tercer título mundial consecutivo del concurso completo de gimnasia rítmica al imponerse con autoridad en la final, en la que acabó por delante de su hermana gemela, Arina, y la israelí Linoy Ashram.

Averina, de 21 años, dejó sellada su quinta medalla de oro en Bakú 2019, unos Mundiales en los que también fue la mejor en las finales individuales de pelota, mazas y cinta. Además formó parte del equipo que consiguió el título en el concurso completo por selecciones junto a su hermana Dina y Ekaterina Selezneva.

Asimismo logró el  bronce en la final de aro, en la que fue superada por Selezneva y Ashram.

En la final del concurso completo individual de ayer, Dina cumplió con los pronósticos y, con una nota total de 91,400, se proclamó campeona, como ya hizo en Pésaro (Italia) en 2017 y Sofía en 2018.

La prodigiosa gimnasta rusa sumó 23,800 en su ejercicio de aro, pese a recibir una ligera penalización.

Agregó un 22,950 en pelota, firmó 23,000 exactos en maza y logró 21,650 en cinta para hacerse con el tercer oro seguido en concurso completo.

Su hermana Arina, la única en disposición de discutirle el trono a Dina, acabó segunda en el podio con 300 milésimas menos.

El tercer lugar fue para Ashram, lejos de las Averina, con una nota de 89,700. Se repitió el podio final de los Mundiales de hace dos años en Pésaro.

Las 16 primeras lograron la plaza para Tokio 2020. Las bolivianas Antonella Genuzio y Fabiana Abastoflor no se apoderaron del pase.

2ºLugar ocupó la hermana gemela de Dina, Arina, quien fue la única que le pudo dar pelea.