Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 12:42

Aurora tilda de "enemigo" a funcionario de Alcaldía; Sossa le dice que está "un poco malinformado"

El presidente del club, Jaime Cornejo, apuntó al Encargado de Planificación del municipio y lo calificó como la "mano negra" que no permitió que el equipo jugara con público ante Guabirá. También mencionó que David Paniagua, de FABOL, "ve su reino en pedazos".
El presidente de Aurora, Jaime Cornejo. DICO SOLÍS
El presidente de Aurora, Jaime Cornejo. DICO SOLÍS
Aurora tilda de "enemigo" a funcionario de Alcaldía; Sossa le dice que está "un poco malinformado"

En una conferencia de prensa explosiva, el presidente de Aurora, Jaime Cornejo, dijo esta jornada haber "descubierto" al "enemigo del club". Identificó al encargado de Planificación de la Alcaldía de Cochabamba, Jhojann Sossa, como el hombre que, según él, no permitió que el plantel pudiera disputar su compromiso pasado ante Guabirá con público, en el estadio Félix Capriles.

En respuesta, el funcionario municipal mencionó que el dirigente está un poco malinformado y que la institución celeste debe conocer lo dispuesto en el Decreto Municipal 203, mismo que hace referencia a la reapertura del recinto, sujeto a las medidas de bioseguridad. "Se nos ha presentado las pruebas escritas para que podamos saber quién está detrás de todo esto. Aquí, parecería que hay una mano negra. Nos hemos sorprendido porque el señor se comunicó varias veces con la dirigencia de Aurora, diciendo ser solidario, cuando estuvo haciendo cosas raras. Se trata de Jhojann Sossa, que en dos oportunidades llamó de emergencia a representantes de los tres clubes cochabambinos. Dos no pudimos asistir", detalló Cornejo.

La versión del directivo apunta a que Sossa habría exigido el aporte de dos respiradores mecánicos "como condición" para que el Celeste pueda enfrentar su siguiente compromiso, ante Bolívar, con el 15% de su afición en las tribunas. "A nuestras espaldas firmaron acuerdos, donde se le exige a Aurora que si no aporta dos respiradores, no va a jugar con público. No sé qué se fumó este señor para que esté intimidando al Director del Sedede (Servicio Departamental del Deporte). Está ignorando una autorización tácita, que es de conocimiento del Alcalde (Iván Tellería). Que no se ensañe con una institución tan grande. Aurora tiene una dirigencia, una hinchada y finalmente una barra brava que lo va a saber hacer respetar", dejó sentado, en tono de advertencia abierta.

De acuerdo con la cúpula dirigencial, el encuentro del domingo ante Bolívar (17:15) se efectuará con simpatizantes, en el recinto de Cala Cala. El directivo dijo haberse citado con personeros del Sedede y otras entidades que le aseguraron que habrá fútbol. Esto, pese a la advertencia de los capitanes de los clubes profesionales, que de momento anticipan que no habrá juego en forma de protesta.

Cornejo también apuntó contra el ejecutivo David Paniagua, de Futbolistas Agremiados de Bolivia (FABOL). Dijo que perdió fuerza y que ve su "reino caer". "Paniagua ya no tiene ningún poder. Lo único que busca es protagonismo para seguir vigente. Sabemos que se está conformado una verdadera asociación de futbolistas activos. Está viendo que su reino se cae a pedazos".

RESPUESTA DEL FUNCIONARIO

En contestación a la acusación de Cornejo, el funcionario municipal Sossa estimó que el dirigente es una persona "malinformada", pues entiende que anteriormente la institución incumplió la normativa dispuesta en el Decreto Municipal 203, sobre los protocolos de bioseguridad que rigen en el Capriles.

"Ellos (por las personas del club ) han incumplido el decreto que establecía determinadas sanciones cuando se reaperturó el espectáculo en el estadio. La sanción es clara".

Según Sossa, la semana pasada se reunieron personeros del Sedede, del municipio y otros. "Se determinó que para que Aurora pueda volver a jugar (con público), debe cumplir con su multa. Las decisiones no las tomo yo. Apuntamos a dar explicaciones con criterio técnico. Quien define es el Sedede. Imposible que yo sea enemigo de Aurora", aclaró.

El decreto municipal establece textualmente que aquellos actores que no se enmarquen en la normativa, serán pasibles a:

-Cierre por tres meses para el ingreso de espectadores (si es que no justifican el incumplimiento.

-Multa económica al 10% de casos verificados de incumplimiento, por un monto de 10 respiradores artificiales o su equivalente en insumos o equipos médicos de unidad de terapia intensiva (UTI).

-Acciones penales por atentado a la salud pública.

-En el caso de los espectadores infractores, estos serán desalojados del evento deportivo y deberán cubrir una multa equivalente a 5 trajes de bioseguridad hospitalaria.