Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 18:39

Argentina necesita ganar frente a Catar

Argentina necesita ganar frente a Catar

Casi un año después del agónico partido contra Nigeria en el Mundial de Rusia 2018, la selección de Argentina vuelve a estar en la misma encrucijada fatal al borde del precipicio en la Copa América de Brasil 2019

Argentina llega a la última jornada de fase de grupos con la obligación de lograr el triunfo ante los próximos anfitriones del Mundial  para no complicarse en esta nueva presentación sudamericana.
Un empate les haría depender de otro resultado para pasar a los cuartos de final del certamen continental. Apostarían por un triunfo de Colombia sobre Paraguay por más de dos goles en el otro partido del grupo B

En el cuadro argentino están prácticamente con las caras largas propias de una presión descomunal que por momentos puede asfixiar antes de ingresar a la cancha

Los futbolistas de la Albiceleste prefieren no hablar del partido y solo abren la boca en las vísperas de los partidos para las conferencias de prensa oficiales, por órdenes del guión que marca la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol)

Ahí vuelve a estar Messi a la cabeza de esta selección donde también repiten situación Otamendi, Tagliafico, Agüero, Acuña y Lo Celso, entre otros. En el banquillo está Lionel Scaloni, quien está en la mira de la presa argentina por la irregular campaña en el certamen continental que en las dos últimas ediciones se quedó con las ganas de levantar

De pasar a los cuartos de final de esta Copa América como tercera del Grupo C, es muy probable que a la Albiceleste le toque medirse con la anfitriona Brasil en Porto Alegre, la misma ciudad donde hoy juega con Catar

La selección anfitriona del próximo Mundial, llegará a este compromiso luego de sumar un punto producto del empate frente a Paraguay (2-2) y cayó ante los colombianos por la mínima diferencia

Con un triunfo sobre los sudamericanos, el cuadro asiático tendrá la posibilidad de acceder a la siguiente fase de la Copa América. Sería una histórica campaña en un torneo sudamericano, teniendo como rivales a dos equipos que estuvieron en el Mundial de Rusia como Argentina y Colombia.