Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 05 de diciembre de 2019
  • Actualizado 20:39

LA SELECCIÓN GERMANA SE IMPUSO (3-1) A CAMERÚN Y ENFRENTARÁ A MÉXICO EL JUEVES EN LAS SEMIS DE LA COPA CONFEDERACIONES, QUE SE DISPUTA EN RUSIA.

Alemania vence y pasa a semifinales como líder

Alemania vence y pasa a semifinales como líder



Alemania arrolló ayer (3-1) a Camerún y se clasificó para las semifinales de la Copa Confederaciones como líder del Grupo B, apropiándose del papel de favorito a ganar la corona.

La escuadra teutona se enfrentará el jueves a la selección de México en el estadio Olímpico Fisht de Sochi, en el que demostró ayer que aspira a todo en este torneo pese a jugar cada día con un equipo distinto por las rotaciones hechas por su entrenador, Joachim Löw.

Transcurrida la mitad del primer tiempo, la escuadra de Löw no dejó de sentirse incómoda, sorprendida por la presión de los leones indomables. Pero poco a poco, la campeona del mundo logró adueñarse de la posesión del balón e hizo a los africanos retroceder hacia su mitad del campo.

Terminados los primeros 45 minutos, ni alemanes ni cameruneses habían conseguido un solo disparo entre los tres palos.

La intensidad del encuentro dio un giro de 180 grados en la segunda parte, en cuyo arranque una bella combinación le dio el primer gol a Alemania.

Draxler se giró y dio un pase de tacón a su compañero Demirbay, que no perdonó y mandó un imparable obús a la portería de Ondoa desde el borde del área (1-0).

A partir de ahí, la defensa de los leones hizo aguas por todas partes y las ocasiones de Alemania llegaron una tras otra, aunque sin fortuna.

En el minuto 60, el VAR volvió a ser protagonista de la Copa. Tras sacar una tarjeta amarilla a Siani, el colegiado colombiano solicitó a sus ayudantes de la sala de vídeo que repasaran las grabaciones y terminó expulsando con una roja directa al camerunés Mabouka.

No tardó Alemania en aprovechar su ventaja numérica y Werner, que poco antes había fallado una clara ocasión, marcó el segundo gol para los suyos (2-0).

Minutos después, Ter Stegen y los defensas alemanes no se pusieron de acuerdo en quién debía cortar un centro al área y esto lo aprovechó Aboubakar, que con su cabeza sacó la pelota de las manos del meta y la mandó a red, descontando para los africanos (2-1).

Los chicos de Löw reaccionaron en seguida: una acertada combinación por el flanco derecho terminó con un pase de Henricks al centro del área, donde Werner marcó al primer toque un inapelable gol al centro de la portería de Ondoa (3-1).

7

Puntos sumó la selección alemana tras tres partidos disputados. Logró dos victorias y un empate.