Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 09:22

Ajedrecista reparte comida en moto y ayuda a su familia

Rubén Molina se vio apretado por la crisis. En las noches entrega pedidos de pollo y en el día da clases online. Aquí su historia y emprendimiento.
Ajedrecista reparte comida en moto y ayuda a su familia

Rubén Molina, formador de ajedrecistas de talla mundial y medallista en los Juegos Plurinacionales antes llamados Presidente Evo, reparte pollos en horas de la noche y utiliza la ganancia para ayudar a sus padres en la compra de quintales de harina y arroz, además de adquirir megabytes para llevar a cabo las clases virtuales que comanda durante el día.

A bordo de una moto azul que hace juego con su casco, el joven, de 27 años, recorre la ciudad dispuesto a satisfacer las órdenes de quienes precisen sus servicios de delivery.

La necesidad lo condujo a tomar el empleo. La llegada de la pandemia puso en jaque su continuidad en la Escuela Municipal de Ajedrez de Tiquipaya, donde dirigía los cursos desde 2011. De hecho, la Alcaldía lo contrató poco después de tomar conocimiento de que Rubén había logrado el subcampeonato nacional en los I Pluris, cuando tenía 17 años.

Finalizado su vínculo con la institución, el entrenador, hermano mayor y formador de la mundialista Jessica Molina, escuchó la propuesta de un amigo, quien le preguntó si deseaba subirse al “tren del delivery”. Rubén asintió.

“Sin pensarlo dos veces le dije que sí. Ese rato me alisté. De esa manera me pude ayudar. Empecé con DomKindom, llevando pollos, y ahora también lo hago de manera particular. En el día estoy con las clases, pero en las noches salgo como delivery hasta las 22:00”, avisa.

Destina parte de lo que obtiene para colaborar con los gastos en la casa. Su padre es albañil y los trabajos escasean. Su madre vende pollo frito en la avenida Blanco Galindo, pero solo los fines de semana.

“Hay que buscar opciones. Si se nos cerró una puerta, hay que encontrar otras. Es necesario darse modos para ganar los pesos que necesitamos. Si solo cuentas con una opción y se te cae, estás perdido. Lo importante es que te dé para el alimento del día”, analiza el ajedrecista, a quien pueden contactar a través del número de WhatsApp 79957031.

Rubén sueña con que las enseñanzas que les transmite a sus alumnos los lleve a superar al maestro, es decir, a él.