Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:33

Las 6 razones que vuelven un “huracán” al Flamengo

El Mengao, que el miércoles pasó a la final de la Libertadores, es un auténtico “cuco” para River. Uno de los motivos que lo tornan así es su hambre atrasada de gloria. 
Las 6 razones que vuelven un “huracán” al Flamengo

Si, hasta no hace mucho, River Plate se presentaba como favorito para conquistar la presente edición de la Copa Libertadores, en el camino se cruzó una dura amenaza para la posibilidad de que el Millonario redoble la apuesta y sea bicampeón. Ese no puede ser otro que el temible Flamengo brasileño. Tras la goleada infranquable que firmó el miércoles ante Gremio (5-0), el Mengão se convirtió en el claro candidato para alzarse con el trofeo del continente.

Aquí, los seis argumentos que exponen la fuerza y el potencial de un equipo que no se corona en la Copa hace 38 años. Toda una vida para una institución colosal (en el Facebook tiene más de 13 millones de seguidores) que pretende derribar la fortaleza de la Banda y ponerle freno al éxito sucesivo del DT Marcelo Gallardo, técnico catalogado como uno de los mejores del mundo.

ATAQUE IMPLACABLE La línea ofensiva del Flamengo es un “huracán” de categoría cinco. El equipo tiene dos goles de media por partido entre todas las competiciones. Es el mejor ataque del Campeonato Brasileño (57 dianas en 27 partidos), del que, además, es líder destacado con 10 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el Palmeiras.

El equipo marcó cuatro goles al Gremio en apenas 25 minutos en el duelo del Maracaná, por las semis.

GABIGOL Y BRUNO HENRIQUE, BENDECIDOS Gabriel Barbosa, alias Gabigol, cedido por el Inter de Milán, es el máximo anotador provisional de la Liga brasileña (19) y de la Copa Libertadores (7). a noche del miércoles marcó dos en 10 minutos, uno de ellos fue de penal.

Y si Barbosa aporta remate, Bruno Henrique, su compañero en la delantera, es movilidad y desborde. El atacante, de 28 años, es el segundo máximo artillero de la Liga (12 tantos) y lleva 5 en la Libertadores.

A ellos hay que sumarle el factor sorpresa que se personifica en Éverton Ribeiro, la calidad en el último pase del uruguayo Giorgian De Arrascaeta, el músculo de Gerson y Willian Arao para dar consistencia a la medular.

ARCO Y DEFENSA, DE PRIMERA Diego Alves, de 34 años, completó la mayor parte de su carrera en España: en el Almería y el Valencia, donde fue uno de los porteros con mejor promedio de penales.

Seguridad bajo los palos y solidez defensiva con una línea de cuatro formada por los laterales Rafinha y Filipe Luís, exjugadores del Bayern Múnich y Atlético de Madrid, respectivamente, y los centrales Rodrigo Caio y Pablo Marí. El español de 26 años fue vendido por el City.

LA ESTRATEGIA DE JORGE JESÚS El DT portugués, en el Flamengo desde hace cuatro meses, le dio orden, sentido e identidad al club más popular de Brasil.

Con un juego ofensivo, el exentrenador de Benfica y Sporting de Lisboa encajó en la disciplina carioca y le devolvió la ilusión a una afición que había perdido la fe.

El plantel asimiló su filosofía. Desde que asumió el banco, el conjunto carioca perdió dos partidos.

HAMBRE  ACUMULADA La sequía de títulos en el Flamengo viene de largo. No gana uno de renombre desde 2013, cuando levantó la Copa de Brasil tras vencer en la final al Paranaense.

Su última Liga, torneo que probablemente ganará este año, data de 2009 en una campaña en la que sobresalió Adriano.

En cuanto a Libertadores, solo se ha coronado una vez, en 1981, edición en la que el mítico Zico fue el máximo artillero y pieza clave con un doblete en el partido de desempate contra el Cobreloa de Chile.

UNA “TORCIDA” INMENSA De acuerdo con una encuesta del Instituto Datafolha, uno de cada cinco brasileños se declara flamenguista. Es el 20% de los aficionados al fútbol, lo que sitúa a la entidad como el club más popular del país vecino, que cuenta con una población de unas 200 millones de personas.