Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 14:19

OTROS PREFIEREN DARLE TIEMPO A SU GESTIÓN

4 errores que actores del deporte ven en elección de Vice de 19 años

Ocho personas, entre dirigentes y atletas, creen que Cielo Veizaga carece de experiencia. El gimnasta Moyano advierte que hubo una mala lectura en la idea juventud-renovación.
La viceministra de Deportes, Cielo Veizaga, en el acto de posesión.   ABI
La viceministra de Deportes, Cielo Veizaga, en el acto de posesión. ABI
4 errores que actores del deporte ven en elección de Vice de 19 años

En la cancha rivalizaban los equipos de fútbol femenino del Trópico y Santa Cruz, en un duelo que finalmente se inclinaría a favor del conjunto cochabambino, dentro de la Copa Estado Plurinacional Sub 18 de la versión 2019.

Marchaba enero. Aún no había atisbos de la mayor crisis sanitaria de los últimos tiempos. En el gramado asomaba una muchacha que asombraba por su virtuosismo y su gambeta. Era Cielo Veizaga, la jugadora del Trópico que soñaba con emular las corridas de su ídolo de siempre, aquel que acaparó toda su admiración desde que lo vio en el Barça, el argentino Lionel Messi, ningún otro.

Nunca escondió su simpatía. Es más. La llevaba como bandera de empoderamiento de un optimismo sostenido en el tiempo.

“Vi el balon, tuve que definir y darle de primera. Esta victoria nos aleja un poco más de los otros equipos. Agradezco a la gente que vino a apoyarnos y a nuestro presidente Evo (Morales), que siempre está con nosotros”, decía Cielo, tras haberse convertido en una ficha clave para la victoria del conjunto del Trópico.

Esa misma muchacha es la que el jueves 17 de diciembre de 2020 levantó el brazo  izquierdo con el puño cerrado y la mano derecha en el pecho, en clara alusión al juramento socialista. Es la que dejó de lado la pelota y los botines para ponerse al frente del Viceministerio de Deportes, con 19 años y un sinfín de pergaminos que da cuenta de su virtuosismo en la cancha.

Es, también, la que a pocos minutos de haber sido posesionada como nueva viceministra y de haberse convertido en la primera mujer que ocupa el cargo, concentró las observaciones del sector de alto rendimiento deportivo nacional, que a estas horas expone sus inquietudes y las comparte, entre la desazón, la incertidumbre y el voto de confianza a una gestión que acaba de comenzar.

Ocho actores del deporte, entre dirigentes y atletas locales, analizan el nombramiento de Veizaga como principal encargada de los hilos del deporte en plena crisis. A continuación las cuatro equivocaciones que advierten en torno a la designación en la cartera.

CARENCIA DE EXPERIENCIA Los escasos años que luce la Viceministra han devenido en el principal elemento observado. Así lo entiende el gimnasta Rodrigo Moyano, quien representó a Bolivia en los Juegos Suramericanos de 2018. El cochabambino, que en la pandemia ha intentado potenciar su mercadito de productos orgánicos, confiesa que está preocupado. 

“Estamos poniendo en manos de alguien muy joven algo importante. Con 19 años, no sé realmente si tiene la capacidad o experiencia de asumir este puesto. No es lo mismo que cualquier deportista se ponga a hacer ese trabajo. Hay un montón de atletas olímpicos que tienen estudios en el área. Contamos con mejores opciones”, reflexiona el gimnasta.

También apunta a la aparente falta de experiencia el nadador y triatleta Jaime Arévalo, ganador de la medalla de oro en los 10 kilómetros de la primera fecha del Circuito Nacional de Aguas Abiertas de marzo pasado, en La Angostura.

“Estoy un poco decepcionado. Debieron elegir a alguien que haya ido a un juego olímpico y cuente con trayectoria muy grande. No tengo nada en contra de ella, pero debieron consensuar de mejor manera”.

El presidente de la Federación Atlética de Bolivia (FAB), Marco Luque, observa la edad. Admite que le hubiera gustado que la autoridad posesionada haya tenido experiencia. No obstante,  opta por dejar que los primeros meses de su gestión “hablen por ella”. “Los cambios que haga van a decirnos si era capaz o no. Eso es lo que la juzgará”.

Luque ve con optimismo el hecho de que la cartera haya sido restituida.

La pedalista Abigail Sarabia, bicampeona panamericana juvenil de contrarreloj, no esconde su satisfacción tras haberse enterado de que el deporte vuelve a sentar presencia institucional. También le llama la atención la edad de Veizaga, pero le entrega su voto de confianza. “Estamos felices de que hayan abierto el Viceministerio. La señorita es algo joven. Esperemos que sepa prepararse y haga bien su trabajo. La experiencia hace bastante. Le doy mi voto de confianza”.

DESCONOCIMIENTO DE LA COSA PÚBLICA Alba Gamarra, titular de la Federación Boliviana de Squash y licenciada en Ciencias Jurídicas y con una maestría en Planificación Estratégica, está convencida de que la persona que ocupe el cargo debe tener una relación directa con la administración pública, aspecto que no le genera certidumbre en Veizaga.

Resume su apreciación con una frase clara. “No necesariamente el que uno pueda desempeñarse muy bien en la cancha, con un deporte específico, implica que tenga esa experiencia para el manejo de la cosa pública. Estamos hablando de políticas públicas”.

“Cuando a una persona le preguntan cómo va a formularla, cuál será la estrategia de difusión, debe saber interactuar intra e interministerialmente, sin hablar del conocimiento olímpico. Debe trabajar con  el Ministerio de Relaciones Exteriores y estar en las reuniones binacionales o multilaterales con proyectos”.

Moyano repara en este aspecto. “Ella es deportista y para trabajar en un cargo administrativo se necesita cierta experiencia y educación en lo administrativo”.

LECTURA EQUIVOCADA Para Arévalo, es probable que el Gobierno haya querido demostrar una nueva visión, con el nombramiento de una autoridad de género femenino y joven. “Quizás, pusieron a alguien joven porque muchas veces entró gente mayor y lo hizo mal. Tal vez quisieron  cambiar eso con alguien joven”.

“Mas allá de contentar a la gente que pide jóvenes, es más importante la capacidad para esta responsabilidad. Se tiene  que hacer reuniones con dirigentes y deportistas con próximas competencias para que de la mano de ellos se tomen decisiones. También es necesario gestionar apoyo para las federaciones y el deporte general”, reflexiona Moyano, quien espera que tanto él como sus colegas puedan reunirse con Veizaga para transmitirle inquietudes y sugerencias.

Lo mismo ansía Ángel Huarachi, dirigente del deporte integrado, quien considera que los encuentros deben darse con el deporte organizado (asociaciones, federaciones y el Comité Olímpico Boliviano, COB).

DESCONOCIMIENTO DE ALTO RENDIMIENTO El nadador Arévalo está seguro de que los credenciales de Veizaga como jugadora de la Selección Nacional no la certifican como conocedora del deporte de alto rendimiento. Puede ser una buena atleta que salió de abajo, no esta mal, pero no conoce las verdaderas carencias de los atletas de alto rendimiento”. El triatleta espera que Veizaga pueda sentar postura con respecto al posible cierre de recintos para entrenar, en caso de un nuevo confinamiento.

Por su parte, el fondista Daniel Toroya confía en que la nueva Viceministra podrá escuchar las necesidades del sector, considerando que ella palpó las carencias. “Me gustaría que se tome más en cuenta a las otras disciplinas como la mía. Hay campeonatos sudamericanos a los que asistimos con propios recursos económicos. Eso no está bien”. 

Edgar Saavedra, dirigente de la Liga Sud de fútbol, pide que la Viceministra visite los barrios y tome dimensión del beneficio que representa el deporte barrial. 

Confianza

El atleta Daniel Toroya, quien reactivó sus ensayos tras ser mordido por canes, cree que hay que darle una “oportunidad”.