Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:12

Bulacia y la “recompensa” del Dakar tras el golpe inicial

Bulacia y la “recompensa” del Dakar tras el golpe inicial

Si hay un elemento emotivo que le hacía falta al retiro definitivo del cruceño Marco Bulacia (que emprendió ansioso el desarrollo del Dakar 2018 con la premisa establecida de agitar la bandera de su adiós) ese es, en efecto, haberlo hecho con el “guiño” cómplice de la competencia.

Bulacia acostumbró a los fanáticos del deporte tuerca a esperarlo en cada una de las etapas. Será difícil desarraigar la idea de seguir viéndolo en acción.

Ese “guiño” por parte del propio Dakar ha quedado evidenciado, pues el boliviano le dijo “hasta siempre” al raid con un meritorio puesto 14 en la categoría de autos.

Al frente de una camioneta Ford, el corredor, acompañado por el argentino Eugenio Arrieta, supo administrar la tranquilidad en la travesía que fue considerada como la más dura de Sudamérica. En el camino quedaron consagrados como el francés Sébastien Loeb, entre otros.

Bulacia cerró el show con ocho participaciones totales en el Dakar. En 2011 se dio la primera. No fue el más amable de los estrenos. En aquel entonces, su padre había fallecido, por lo que el piloto determinó dejar todo. Lo que realmente le importaba era estar con su familia.

Tal parece que el rally le “recompensó” aquel debut amargo con el sabor dulce de una despedida bonita.

El boliviano fue el único representante nacional de la categoría autos que llegó a la meta en la provincia cordobesa. Luciano Pérez y Rilver Vásquez no pudieron completar el trazado pactado por la organización.

DATOS

• NOMBRE:

Marco Bulacia

• EXPERIENCIA:

Octava presentación

• DAKAR 2018:

Puesto 14