Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 14:32

Anfitrión del evento logra rédito político y más de $us 100 millones de ingresos

Anfitrión del evento logra rédito político y más de $us 100 millones de ingresos


La VII Cumbre de las Américas dejó un saldo positivo para Panamá, en lo económico y político pues, pese a que no se firmó un documento final de compromisos, los acuerdos en los que había consenso se pondrán en marcha.

La pregunta que se hacían muchos panameños días antes de la megacumbre internacional, con cuatro foros paralelos oficiales y al menos cuatro más al margen, era ¿qué nos dejará esta reunión?, pero hoy muchos exultantes, incluyendo los medios locales, elogian el encuentro "histórico" porque reunió a Cuba y Estados Unidos.

Aunque no se suscribiera la propuesta cartilla de 8 compromisos para la acción, que alcanzó el 90 por ciento de consenso según el presidente panameño, Juan Carlos Varela, la opinión valora positivamente la cita porque los mandatarios Barack Obama y Raúl Castro encontraron el ambiente propicio para romper con más de medio siglo en que los gobernantes de EEUU y Cuba no se reunían en una cumbre americana.

El anterior encuentro fue el 22 de julio de 1956.