Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:53

177 millones de personas pasaron a segundo plano

177 millones de personas pasaron a segundo plano
La VI Cumbre de las Américas concluyó en Cartagena con 177 millones de personas relegadas a un segundo plano por temas políticos sobre los que no se llegó a acuerdo alguno.

El objetivo de esta cumbre, con el lema de "socios en la prosperidad", era, según el Gobierno de Colombia, lograr resultados tangibles en materia de seguridad, acceso a las nuevas tecnologías, prevención de los desastres naturales, mejora de infraestructuras y sobre todo, reducción de la pobreza y la inequidad.

Todos esos temas son vitales para los habitantes del continente, pero sobre todo para los 177 millones de personas, el 31,4 por ciento de la población, que vive en la pobreza.
CUBA Y MALVINAS También en ese foro se habló de Cuba y de Malvinas.

La falta de una declaración conjunta, porque no hubo consenso acerca de si Cuba debe asistir a próximas cumbres y si se debe apoyar a la Argentina en su contencioso con el Reino Unido por la soberanía de las Malvinas, significa que los 33 países participantes no se comprometieron a casi nada en esos cinco temas. A lo sumo a trabajar coordinadamente.

El anfitrión, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que ayer confesó ante 700 empresarios reunidos en Cartagena su "vergüenza" por la enorme desigualdad social del continente, anunció como fruto de la reunión solo tres comunicados sobre temas específicos, vinculados tangencialmente a las metas de la cumbre.

Algunos de los países participantes manifestaron abiertamente su decepción porque sus posturas sobre Cuba y Malvinas no se iban a plasmar en documentos, debido a que Estados Unidos y Canadá no estaban de acuerdo, pero ninguno se escandalizó porque la meta de la prosperidad quedara fuera de foco.

De temas como la lucha contra la pobreza, la construcción de infraestructura para la integración, la seguridad continental, el acceso a nuevas tecnologías y la prevención de desastres naturales, sí hablaron desde el lunes y hasta el viernes en Cartagena casi un millar de personas dentro de un Foro Social que englobó a representantes de comunidades indígenas y afrodescendientes, jóvenes, sindicalistas y trabajadores, e integrantes de toda clase de organizaciones civiles.

El viernes entregaron sus recomendaciones sobre los cinco temas propuestos a los gobiernos en un acto en el que estuvieron entre otros, Evo Morales, presidente de Bolivia, Hillary Clinton, secretaria de Estado de EEUU, y el canciller argentino, Héctor Timerman.
CUMBRE EMPRESARIAL La I Cumbre Empresarial, que se desarrolló el viernes y sábado, fue el espacio donde realmente se discutió de pobreza, seguridad, acceso a nuevas tecnologías, desastres naturales e integración física, además, claro está, de negocios e inversiones.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, propuso en ese foro un nuevo modelo de "gestión" económica-social en el que el Estado asuma el "rol central" y el sector privado se concentre en la "creación de empleo de calidad".

Esa es la fórmula para resolver el problema de la desigualdad en América Latina de Funes, quien opinó que "existe una íntima relación entre el comportamiento empresarial y la relación pobreza y desigualdad".

En la reunión de empresarios varios de los ponentes, desde Santos a la cantante Shakira, que ha aparecido en todas partes en esta cumbre, señalaron que es "negocio" crear sociedades más prósperas, mejor educadas y menos desiguales.