Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Willy Claure, las nuevas facetas del querido ícono musical nacional

El reconocido músico se presenta en Cochabamba explorando una nueva faceta actoral junto a un elenco dirigido por Diego Aramburo en la obra ‘Cesura’ este 27 de mayo. 
El músico y compositor Willy Claure./ ARCHIVO
El músico y compositor Willy Claure./ ARCHIVO
Willy Claure, las nuevas facetas del querido ícono musical nacional

El compositor e intérprete cochabambino Willy Claure se convirtió en un gran referente de la música tanto a nivel nacional como internacional llevando la cueca boliviana a distintos escenarios tradicionales y contemporáneos por alrededor de 45 años. Además, inspirado por su pasión por esta música, llegó a producir más de 15 discos de estudio, impulsó la iniciativa para la declaratoria de la cueca boliviana como danza nacional y creó la Fundación Cultural de la Cueca Boliviana para promover la cultura y el patrimonio nacional. 

En diálogo con OPINIÓN, el músico rememora sus inicios y habla sobre como su pasión por la música lo llevó a consolidar grandes proyectos y a incursionar en otras formas artísticas como la actuación, siempre con el mismo entusiasmo y cariño por su público y por la cueca. 

P.- Cuando se menciona que en algún evento participará Willy Claure, la gente se emociona. ¿Cómo se siente sabiendo que la gente en Bolivia, e incluso en otros países, lo aprecia y disfruta de su música?

R.- Es una satisfacción enorme sentir el cariño de mi público, la verdad es que eso siento cada que voy a los medios de comunicación o veo gente por la calle. Es como sentir que, en lo que hago, tengo la aprobación de mi público y eso obviamente es un incentivo y una motivación para seguir en el mismo camino y reafirmar que lo que estoy haciendo está bien.

P.- ¿Qué es lo que más le gusta de la música cueca?, ¿por qué decidió incursionar como músico en este estilo?

R.- Desde niño fui intérprete de música folclórica boliviana y ya en mi adolescencia empecé a tocar la guitarra y a componer música folclórica. Ahí en determinado momento me di cuenta que la mayor parte de mis composiciones eran cuecas, entonces supe que con este género tenía una conexión. Finalmente, cuando vi que la cueca no solamente es baile, música y poesía, supe que es un símbolo de unión, integración y parte ya de nuestra identidad boliviana.

P.- ¿Se llevarán a cabo más concursos nacionales con la Fundación Cultural Cueca Bolivia que preside? 

R.- Sí, con la fundación impulsamos tres concursos nacionales. Dos de ellos de composición poética y musical en Cochabamba y El Alto y uno de pintura con temática de cueca boliviana. 

Ahora estamos impulsando el Concurso Nacional de Composición Poética y Musical de cueca afro boliviana que tendrá un radio de acción a nivel plurinacional. Lo inmediato en este sentido es la realización de un simposio nacional en Los Yungas con los distintos compositores y creadores de cuecas afro bolivianas para definir sus formas exactas y así lanzar la convocatoria con parámetros establecidos por los compositores locales y también esperamos contar con la participación de compositores de todo el país. La idea es que esta convocatoria se lance a mediados de junio 2024.

P.- Su último trabajo discográfico salió en 2022, ¿tendremos nueva música de Willy Claure pronto?

R.- ¡Espero que no sea el último!, pienso hacer más trabajos discográficos aun, jajaja. Si, estoy en varios proyectos, por suerte ideas no faltan. Dentro de poco publicaré ‘Karaokeando con W. Claure’, que son versiones de algunas cuecas en tonalidades para varones y para damas.

Luego estoy en camino de una producción de 10 a 12 cuecas chuquisaqueñas en homenaje a Chuquisaca en el marco de que este año es la Capital de la Cueca Boliviana. Pero lo inmediato es la obra teatral ‘CESURA’, eso me tiene con la cabeza y el tiempo absoluto hasta el 27 de mayo que es la primera presentación.

P.- Tras toda una carrera musical consolidada, ¿cómo se siente incursionando en esta nueva faceta actoral participando de Cesura?, ¿ya había actuado antes?

R.- Es un desafío interesante y lo hago con mucha pasión y placer. Tuve un acercamiento a la actuación teatral en una obra que está en YouTube que se llama ‘Corazón de Charango’ y ahí me di cuenta que me gusta la actuación.

Por suerte, un día nos encontramos con Diego Aramburo en una reunión de amigos en Sucre hace unos 6 meses y ahí hablamos de hacer algo juntos y bueno, también estaba en esta reunión Raquel Rocha, directora de la Productora ToK, y ella se propuso organizar y producir esta obra. Y bueno, aquí estamos. 

Me gusta mucho, pero no significa que mi carrera cambia de dirección, es un ‘ciclo’, una faceta en mi vida y una hermosa experiencia junto a un director y actores de tan excelente nivel.

P.- ¿Cómo fue su experiencia participando de los ensayos junto al elenco y a Diego Aramburo para elaborar esta obra?

R.- Diego Aramburo es una persona muy quisquillosa, seria y exigente y bueno, sobre todo, un excelente director.

Exigente como director, pero también humano y flexible en algunas situaciones como, por ejemplo, si hay algunas frases que yo deseo cambiar, él las evalúa y la acepta sin problema. Esto es remarcable porque pienso que un ‘creador’ o ‘compositor’ de una obra puede ser inflexible el momento de hacer algún cambio a su creación, Diego es amplio.

Además, ¡Diego escribe muy bien!, estamos haciendo una de sus obras en las que logré involucrarme a fondo y ¡lo bueno es que me permite cantar y tocar la guitarra! Jajaja.

P.- ¿Tiene pensando volver a subirse a un escenario actuando en algún otro proyecto futuro o haciendo música?

R.- Lo mío es lo mío y la cueca boliviana es mi pasión y mi camino. Siempre estoy componiendo y preparando cosas que pueda ser del agrado de mi público y mío por supuesto. Tengo previstos conciertos para Julio en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Y el mes de agosto me voy de gira a Europa de la mano de mis cuecas y mi guitarra.

P.- ¿Tiene más sueños y metas que aún desee alcanzar ya sea desde la música o en otros ámbitos?

R.- ¡Cueca!, todo con cueca boliviana. Siempre estoy esperando al primer domingo de octubre para celebrar a nuestras cuecas bolivianas en cualquier parte del mundo. Aunque siempre prefiero estar en Bolivia, este año estaré en Sucre haciendo ‘seguimiento’ a toda la red de amantes de la cueca boliviana y ver que se la celebra en toda Bolivia y en otros países también.