Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 18:29

EL DOCUMENTAL TENDRÁ SU ESTRENO NACIONAL EN COCHABAMBA

Violeta Ayala vuelve a Cochabamba con su elogiado filme: ‘La Lucha’

La cinta se proyectará por una pantalla LED gigante en la Plaza 14 de Septiembre el 19 de abril a las 19:00. 

Escena del documental ‘La Lucha’ de Violeta Ayala./ DANIEL FALLSHAW
Escena del documental ‘La Lucha’ de Violeta Ayala./ DANIEL FALLSHAW
Violeta Ayala vuelve a Cochabamba con su elogiado filme: ‘La Lucha’

Conocida por ser la única cineasta boliviana miembro de la Academia de los Oscar, Violeta Ayala estrena su documental ‘La Lucha’, narrando la histórica caravana de 2016 que emprendieron a pie personas con discapacidad desde Cochabamba hasta La Paz en busca de una renta que reivindique sus derechos en salud y educación y que permanecieron 130 días en la Plaza Murillo desafiando al entonces gobierno de Evo Morales, generando gran resonancia a nivel internacional. 

En un evento sin precedentes en la historia del cine boliviano, ‘La Lucha’ se presentará a través de una pantalla LED gigante, en un evento abierto a todo público de manera gratuita en la Plaza 14 de septiembre este viernes 19 de abril a las 19:00. 

En diálogo con OPINIÓN, Ayala habla sobre los detalles de este filme que ya se presentó en festivales fuera del país, recibiendo elogios de la crítica internacional y sobre sus futuros proyectos cinematográficos. 

P.- ¿Cómo surgió la idea para rodar ‘La Lucha’?

R.-La idea de realizarlo nació de manera muy orgánica y personal. Ver la determinación de estos manifestantes con discapacidad tanto en la Plaza Principal como desde sus sillas en el viaducto y cada día nos conmovió profundamente. Y fue cuando, observando la fuerza de lucha de Rose Mery Guarita, Feliza Ali, Marcelo Vásquez, Miguel Mamani y otros participantes, supe que tenía que contar su historia. ‘La Lucha’ es mi quinto documental, lo que estaba pasando tocó una fibra en mí y sentí que era una historia que necesitaba ser contada desde una perspectiva cercana y auténtica.  

P.- ¿Durante todo el proceso de rodaje, que experiencias vivió junto a todo el equipo del documental? 

R.-El rodaje fue una experiencia intensa y muy humana. A lo largo de la carretera, vivíamos prácticamente con la caravana, especialmente Dan, Fernando y Andrés (equipo cinematográfico) compartían muchos momentos con ellos, desde comer hasta acampar juntos. Eso nos ayudó a comprender realmente el alcance de su sacrificio. Mi hija de dos años estaba conmigo en esos días, y a menudo jugaba a ser parte de la marcha, lo que le daba un toque de inocencia a nuestro día a día en La Paz.

Cuando llegamos allá, todo se intensificó. La atmósfera estaba cargada, no solo por la protesta sino también por la tensión política del momento. Recuerdo estar en las 8 esquinas, cuando los manifestantes tomaron la Plaza Murillo y luego se dirigieron a negociar. Internamente sentía preocupación por ellos, pero como documentalista mi tarea era observar y capturar esos momentos críticos, manteniendo una distancia, aunque emocionalmente era muy duro.  

P.- Con el reconocimiento internacional que tuvo el documental, ¿cómo te sientes tras lo logrado con esta producción?

R.- Me siento profundamente satisfecha y agradecida por el reconocimiento internacional que ha recibido el documental. Siempre supe que el enfoque debía ser auténtico y real, por eso elegimos el estilo cinema verité que nos permitió capturar y producir la historia de una manera muy cercana. Es esencial para mí como cineasta crear una película que no solo sea financiable y distribuible, sino que también resuene con el público y genere un impacto.

Lo que más me conmovió fue la respuesta de la comunidad de personas con discapacidad en otros países. Ellos valoraron especialmente que el documental muestre su lucha y no se limite únicamente en su discapacidad. Esto reafirma el propósito de mi trabajo y me motiva a seguir creando proyectos que no solo entretengan, sino que también fomenten la comprensión y el cambio social.  

P.- La noticia de estrenar el filme de forma abierta en la Plaza Principal es interesante, ¿Por qué se decidió hacerlo así?

R.- La decisión de proyectarlo en la Plaza Principal de Cochabamba fue una idea de Rose Mery Guarita. Creo firmemente que Cochabamba, y Bolivia en general, tienen una gran deuda con ella y los líderes de la caravana debido a su incansable lucha y determinación que la llevó desde los primeros días de la marcha hasta la ONU. 

P.- Luego del estreno en Cochabamba, ¿qué actividades futuras tiene planeadas con este documental?, ¿se presentará en otros departamentos?

R.- Después del estreno en Cochabamba, hay planeada una presentación en La Paz el 29 de abril organizada por la asociación Vivir. Más allá de eso, dependerá de las asociaciones y personas interesadas en organizar más proyecciones. Estamos abiertos que el documental llegue a otros departamentos si existe el interés y la demanda. Internacionalmente va a estar en la red de televisión pública estadounidense PBS y en muchos festivales de cine. 

P.- ¿Qué proyecciones futuras tiene luego de este estreno?

R.- Actualmente estoy trabajando en ‘Las Awichas’, un proyecto de animación en realidad aumentada que combina inteligencia artificial con figuras de abuelas y sus animales espirituales. Este proyecto se está mostrando en The Strand en Londres y en la galería The Arcade como parte del evento Glow, que destaca a las mujeres en tecnología. Además, pronto me dirigiré a Salzburgo como una de las 40 voces más influyentes en el desarrollo de la inteligencia artificial, donde trabajaremos en la redacción de un manifiesto. 

Estoy muy involucrada en el desarrollo de proyectos en realidades extendidas y en el entrenamiento de mis propios modelos de inteligencia artificial. Ya tengo un fondo para hacer un juego narrativo futurista en La Paz que se llama Unreal Engine.   

P.- ¿Cómo ve el presente y el futuro de la cinematografía en Bolivia?

R.- El presente y el futuro de la cinematografía en Bolivia están claramente marcados por una revolución tecnológica que está transformando cómo consumimos contenido y cómo se fusionan la narrativa, el gaming y lo 3D. Aunque enfrentamos desafíos por la saturación de contenido en las redes sociales, también veo una gran oportunidad para ser pioneros en el uso de la computing espacial. Estoy trabajando para estar en la vanguardia de estos cambios, explorando nuevas formas de contar historias.